03 mayo 2018

Toyota y su avión de comunicaciones

Todo el mundo tiene muy claro, incluidos los miembros del equipo Lancia, que Carlos Sainz tiene prácticamente en el bolsillo el título de campeón del mundo. Sin embargo, la lucha entre Lancia y Toyota, por el título de marcas, todavía no ha terminado. Para tener una idea de lo pareja que está la situación entre ambas marcas y el empeño que tienen por hacerse con el título, basta con echar un vistazo a los medios y personas de que disponen las dos escuderías para este rallye. En Australia, hay aproximadamente treinta personas de cada equipo. El máximo responsable de Lancia es Nini Russo, puesto que desempeña habitualmente el «capo», Claudio Lombardi, que se ha quedado en Turín; mientras que en Toyota la responsabilidad la comparten Ove Andersson y Toshio Fukui. 

Tanto Lancia como Toyota cuentan con un avión de comunicaciones que garantiza el contacto entre las asistencias, los responsables y los pilotos. En cambio, en el Rallye de Australia, ni unos ni otros utilizan helicópteros, ya que la ausencia de'tráfico permite un rápido acceso a todos los puntos. La diferencia principal entre ambos equipos radica en que los italianos tenían tres coches y los japoneses sólo dos. Eso motiva que Toyota precise de un número menor de asistencias, cinco unidades junto a dos asistencias rápidas, por 'ocho y tres de Lancia. Todas las asistencias incluyen entré seis y doce mecánicos con un furgón y otro camión para los neumáticos. 


En la cuestión de las gomas, Toyota cuenta con la ventaja de que ellos son los únicos clientes importantes de Pirelli, mientras que Lancia ha de compartir con Mitsubishi, Subaru, Mazda, Opel y Renault, el uso de los Michelin. Aunque, los italianos, tienen un trato preferente. Por último, es importante destacar que el Rallye de Australia no es el más caro del mundial. La palma se la lleva el Safari. Aunque nadie en Toyota o Lancia quiere hablar de estos temas, por las referencias que se tienen, el coste del Rallye de Australia puede estar entre los 250 y 300 millones para cada equipo. Y eso que parte del material se quedó allí tras el Rallye de Nueva Zelanda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...