24 agosto 2014

Se mantiene el plan Pive

Los máximos directivos de las marcas automovilísticas Kia, Opel, Fiat, Dacia y Honda han apostado por el mantenimiento del Plan Pive como una medida necesaria para el sector a corto plazo, "hasta que el mercado alcance los 1,2 millones de vehículos al año". Al mismo tiempo, defendieron una rebaja impositiva como una herramienta para el largo plazo en clara alusión a la eliminación del impuesto de matriculación. Sí abogaron por el pago de una tasa por el uso del vehículo y no por su compra.

Por otro lado, las ventas de automóviles nuevos cerrarán 2014 con un volumen de unas 830.000 unidades, un 14,6% más que en 2013, según los datos presentados durante el XXIII Congreso de Faconauto. Las estimaciones de la patronal de los concesionarios contemplan un escenario de crecimiento en los próximos ejercicios, del 1,6% en 2015, hasta alcanzar unas 844.000 unidades, y de más del 13% en 2016, con 956.000 matriculaciones.

En cuanto a la rentabilidad, la mayoría de las marcas en negativo volverán al positivo en 2015. A ello contribuiría el ahorro de 752 millones de euros anuales que podrían lograr los concesionarios reconvirtiendo su actividad de taller, un área estratégica que actualmente aporta el 60% de su beneficio. Las redes de concesionarios seguirán siendo el pilar de distribución de las marcas, aunque "habrá que dejar de vender coches como hace 50 años y usar las tabletas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario