07 marzo 2015

JLR si está planteando la posibilidad de abrir una nueva fábrica en Turquía

Jaguar-Land Rover (JLR) podría estar desestimando la posibilidad de construir una fábrica en Estados Unidos y analizando posibilidades en Europa del Este. 

Eso es, al menos, lo que anuncia el diario Birmingham Post, muy próximo a la dirección de la marca.

Según este medio británico, en el comité ejecutivo del grupo, propiedad de Tata Motor, empiezan a ser mayoría los que defienden un nuevo centro de producción con costes más bajos que los que ofrece Estados Unidos. 

Son varios los que empujan la idea de construir en Turquía, que alberga ya fábricas de Renault, Fiat, Ford, PSA Peugeot-Citroën (asociada con Fiat), Mercedes (vehículos comerciales), Hyundai-Kia, Toyota y Honda. Si finalmente Turquía fuera el país escogido, JLR sería el primer fabricante premium en establecerse en el mismo.

Turquía ofrece la ventaja de sus costes bajos de producción, aunque en los últimos años, el coste de la mano de obra haya subido y se hayan producido huelgas y paros. Su situación geográfica le permite atender la demanda de Europa, Oriente medio y Asia-Pacífico con costes logísticos más moderados. 

Sólo atender el mercado norteamericano implicaría costes mayores, pero los ahorros en producción podría ayudar a compensar los de transporte. Turquía no sería la única alternativa en Europa considerada por JLR.

Hablan también de Austria, un país sensiblemente más caro en costes de producción. Su ventaja es que podría aprovecharse del tejido industrial de la región centroeuropea (Alemania, República Checa, Hungría, Polonia, Eslovenia y Eslovaquia), con una salida al mar no muy lejana.

Frente a estas especulaciones, sigue habiendo quienes defienden la opción norteamericana, en alguno de los estados del sur, con salarios más reducidos que los de Michigan y otras zonas tradicionalmente productoras de automóviles en el norte del país.

Curiosamente, JLR no ha sugerido en ningún momento que haya estudiado la posibilidad de instalarse en México, país que gracias a sus acuerdos comerciales, se ha convertido en una plataforma de exportación, hacia el norte y hacia el sur, pero también hacia Ásia y hacia Europa.


El fabricante británico, que tiene fábricas en el Reino Unido, India y China, está construyendo una nueva planta en Brasil, que comenzará a trabajar en 2016, y desea una más en alguno de los países mencionados para depender menos de sus plantes británicas. 

En 2014 produjo 463.000 unidades y prevé superar el medio millón este año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario