04 septiembre 2014

Volvo estrena laboratorio

Siempre reconocida por la seguridad de sus coches, Volvo Cars acaba de estrenar el mayor campo de pruebas del mundo dedicado a esta especialidad. 

Ubicado en Suecia, ocupa dos millones de metros cuadrados –250.000 de ellos, pavimentados– y se denomina AstaZero, por ser el acrónimo de Active Safety Test Area y porque también se ha creado para hacer realidad el objetivo de la marca de lograr que en 2020 haya cero muertos o heridos graves en sus nuevos coches.


En su desarrollo se han invertido 61 millones de euros, que servirán también para proseguir investigando en la conducción autónoma ya que permite construir entornos personalizados, simulando cualquier escenario y tráfico: núcleos urbanos de hasta nueve manzanas, autopistas de casi seis kilómetros o carreteras secundarias con todo tipo de cruces por los que interaccionan todo tipo de vehículos y usuarios. 

Incluso alces que tantos accidentes provocan en las carreteras escandinavas. Además, aunque lo habitual es que los coches sean conducidos por humanos, en simulaciones muy complejas o a altas velocidades, se usarán robots.

No hay comentarios:

Publicar un comentario