03 diciembre 2013

Citroen se divorcia de su gama DS en China

La música y el perfume que flotan en el ambiente –lujoso y cuidado hasta el último detalle– han sido creados especialmente, nos dicen los responsables del DS World, la primera y gran exclusiva boutique que Citroën ha abierto en el mundo dedicada a su gama de coches premium. Pero no está en París, donde habrá otra similar antes de fin de año. Se ubica en Shanghai, en la calle más cara de la ciudad, Nanjing Road. A pocos metros, Ferrari, Maserati o Porsche tienen establecimientos similares.

Aquí el cliente no puede comprar el coche, pero sí elegir qué piel, color o llantas le pone y, de paso, si le regala un bolso a su esposa. Para la venta del automóvil, Citroën ya tiene funcionando 34 DS Store en el país. Se trata de una serie de exquisitos establecimientos, con cámaras de reconocimiento facial de clientes, taller acristalado para que éstos vean como se trabaja en su coche y un área reservada para la entrega del nuevo vehículo, acto que incluye sesión de fotos con lanzamiento de flores. A finales de año habrá 50 y el objetivo es llegar a los 100 en 2014.

Todo esto para consolidar la gama DS como marca independiente en China, el mercado del lujo por excelencia, sin que el cliente atisbe en ella a Citroën. "Su imagen está demasiado asociada al Fukang" señala Fredéric Banzet, director general mundial de la marca, refiriéndose al desfasado ZX que han vendido hasta hace muy poco.

Las reminiscencias francesas buscadas son otras. El estilo y glamour de París, las estampas del Louvre o el Sena, sus lujosas boutiques y, sobre todo, aquel primer Citroën DS de 1955 que incluso el general De Gaulle usó en su viaje a China en 1964. De ahí que también se haya escogido a Sophie Marceau –la actriz francesa más conocida en aquel país– como embajadora de la marca.

Aunque se habían importado algunos coches desde hace más de un año, es ahora cuando ha tenido lugar el verdadero lanzamiento de esta submarca con la comercialización de un DS5 especialmente adaptado a aquel mercado. Y se ha hecho coincidir con la inauguración de la primera fábrica que monta los DS fuera de Francia.

La planta está ubicada al sur del país, en Shenzhen, a pocos kilómetros de Hong Kong. Es una empresa mixta entre PSA y el constructor local Changan. La sociedad, denominada Capsa, cuenta con un capital de 400 millones de euros, aportados al 50%, mientras todo el proyecto DS alcanza los 1.000 millones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario