08 septiembre 2012

Cuando hay que transferir toda la plantilla


El internacional Luis Milla cuesta cuatrocientos millones de pesetas. Todo aquél que esté dispuesto a Abonar esa cantidad puede hacerse con sus servicios. El Fútbol Club Barcelona le ha puesto precio y le considera por tanto, como transferible, situación en la que, de forma sorprendente, se encuetra el resto de la plantilla: La palabra «intransferible» ya no existe en el Barcelona. Johan Cruyff lleva varias semanas intentando convencer todo el mundo de que no existe ninguna lista de bajas en el club. Y tiene razón. No hay tal lista porque ningún integrante de la plantilla azulgrana, desde Koeman a Aloisio, pasando por Milla o Salinas, es intocable en la actualidad. La renovación de Luis Milla por el Barcelona ya se asemeja más a un culebrón brasileño que a otra cosa. Las pretensiones económicas del jugador, justas o no, son demasiado elevadas según Cruyff, que tiene plenos poderes para calibrarlas. 

Ante la posibilidad de que Milla y su representante, Miguel Santos, decidan no ceder frente a la inamovible postura del técnico y esperar tranquilamente a que en 1991 expire su contrato, el Barcelona ya ha tomado sus medidas. Cuatrocientos millones es la cifra a partir de la cual, la entidad negociaría con quien fuera el traspaso del joven centrocampista. 

Los intermediarios ya han recibido el encargo por si hay alguien interesado. Conviene recordar que Milla es uno de los objetivos de los servicios técnicos del Real Madrid para los próximos años. En la rueda de prensa previa al partido ante el Celta, Johan Cruyff confirmó sus sentimientos acerca de Milla. «El hecho de que no haya jugado los últimos partidos no es . una medida de presión para que renueve. Pero de todas formas, tengo tiempo para buscar otro número cuatro. La final de Copa ante el Madrid será el partido en el que se verá el interés real de Cruyff por conservar al jugador. 

La clave de este asunto es la precaria tesorería azulgrana. No se va a vender a ningún jugador porque sí, pero si las ofertas que se reciben son interesantes, el Barcelona no se lo pensará mucho. De momento, Milla es el único que tiene precio. Pero si un equipo, español o extranjero, decide pujar por cualquier integrante de la plantilla azulgrana, sólo tiene que pedir precio. No hay intransferibles entre los hombres de Cruyff. Tampoco se trata de unas rebajas, porque el Barcelona no se quedará corto a la hora de pedior dinero por alguna de Sus grandes figuras. Pero si alguien pica el anzuelo y ofrece una cantidad considerable por Koeman, Zubizarreta o cualquier otro, puede llevárselos. Johan Cruyff tenía razón cuando decía que no había ninguna lista de transferibles ni de bajas. ¿Para qué?

No hay comentarios:

Publicar un comentario