05 julio 2013

Una autobiografía con premio

Por la Autobiografía de C.K. Chesterton, editada por Acantilado, Olivia de Miguel se ha hecho con el Premio de Traducción Angel Crespo, el más prestigioso de España y que otorgan desde hace ocho años el Centro Español de Derechos Reprográficos, el Gremi d'Editors de Catalunya y la Associació Col·legial d'Escriptors de Catalunya (Acec). Así lo anunció ayer Andrés Sánchez Pascual, secretario de un jurado que ha leído, estudiado y comparado con los originales más de 40 obras.

Era la primera vez que Olivia de Miguel -traductora de Henry James, Edward Said, George Orwell, Oscar Wilde, Lewis Carroll y Gabriel Jackson, entre otros- asumía el reto de traducir a Chesterton: «Es un maestro del estilo, de la paradoja, de la ironía y de la discusión como confrontación intelectual», explicó ayer la galardonada traductora, muy satisfecha por haber recibido tal reconocimiento, que además del prestigio que supone (antes que ella lo han ganado Carmen Martín Gaite, Anne-Hélène Suárez Girard y Carlos Manzano), le suma 12.000 euros a su cuenta corriente (es el premio de traducción mejor dotado).

De Miguel explicó que con este trabajo, ha redescubierto a Chesterton. Y se ha quitado de encima viejos prejuicios. «Hay autores que triunfan por motivos equivocados, y Chesterton es uno de ellos.En los años 50 tuvo aquí un gran éxito porque se había convertido al catolicismo en los últimos años de su vida. Y eso daba de él la imagen de alguien católico y conservador. Ahora sé que convertirse al catolicismo en la Inglaterra anglicana era una postura rebelde y significaba ir en contra del stablishment», comentó Olivia de Miguel, que compagina sus labores de traductora con la docencia.

De Miguel no se olvidó de reivindicar un oficio invisible, pero imprescindible: «No habría industria editorial si no tradujéramos los libros escritos en otras lenguas». Y por eso criticó duramente a «los grandes grupos, que no tienen en cuenta la calidad, sólo quieren que el libro salga y se venda. En la profesión de los traductores hay una dejación, porque los plazos de entrega son cada vez más cortos y los sueldos son pobres», lamentó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario