23 octubre 2017

Código promocional Ilunion Hoteles

Si ya has encontrado dónde vas a viajar en tus próximas vacaciones hubo escapada, si te has enterado de una oferta genial de avión y estás pensando en coger un hotel con la mejor calidad relación precio, vas por buen camino y más si escoges un código promocional Ilunion hoteles, hará que tu viaje que salga más económico. En muchas ocasiones el los destinos nos volvemos locos y gastamos más de lo que deberíamos, hay que extremar la precaución y tenerlo todo controlado anticipadamente.


Es mejor llevar dinero en metálico para cambiar o tarjeta de crédito, esta es la primera de las preguntas que nos hacemos a la hora de viajar; las comisiones por pagar con tarjeta en otro país existen, el cambio de divisas puede variar dependiendo del local que escojamos para realizarlo, así que lo mejor es llevar dinero en efectivo, aunque la tarjeta siempre viene bien para las emergencias. En la mayoría de países a y cajeros, pero podemos meternos por zonas rurales en la que el tema bancario está más limitado; este es otro de los motivos por el que el dinero físico y no el de tarjeta es preferible. Lo mejor es repartir el dinero en diferentes zonas, bolso, mochila, bolsillos y similares. Hay que estudiar el cambio de divisas del país al que pretendemos viajar, siempre hay foros que se habla de alguna oficina en la que el cambio es mejor, puedes cambiar si lo prefieres en tu ciudad un poco de dinero para no llegar sin cambio a tu destino, esto siempre es menos recomendable pues las comisiones son más altas.

Una vez que ya tenemos decidido cómo vamos a llevarnos el dinero, hay que tomar otras decisiones. Aunque el hotel que hayas visto te parezca espectacular, si quieres ahorrar quizá sea mejor alquilar un apartamento o una casa de huéspedes con cocina; esto te dará la opción a poder cocinar tú mismo, comprando ingredientes autóctonos y gastando menos dinero que si cenara y comiera por ahí. Esto tampoco significa que no puedas comer nunca fuera de casa, pero ahorrar al máximo te permitirá después darte un buen homenaje. Es posible también ahorrar comiendo fuera de casa comiendo como un autóctono; ubica los puestos callejeros y buscan menús del día para gente local, seguro que te sorprenderá algún plato delicioso siendo el importe mucho menor que en los restaurantes para turistas. Siempre es bueno tirar de tecnología, ya que gracias a Internet podemos encontrar muchas aplicaciones que nos harán de guía. También puedes utilizar lo para visitar monumentos imperdible es en una ciudad, o para encontrar sitios más económicos para beber y comer.

Investiga si el destino que piensas visitar cuenta con alguna tarjeta de turista, en ciudades como Berlín o Londres, tienen tarjetas que te permitirá moverte en el trasporte público durante tu estancia y entrar a los monumentos más relevantes por poco dinero. Es interesante también el tema de los días gratuitos en galerías y museos; la mayoría de ciudades cuentan con estos días, sólo tienes que asegurar que de llegar pronto e informar qué, pues durante estas jornadas la gente se multiplica. Échale un ojo al tema de los seguros de viaje, muchos pensaréis que para viajar por Europa no son necesarios, pero esto no es cierto. Puedes contar con sanidad gratuita, pero en la mayoría de países vas a tener que abonar las visitas y después reclamarlas en tu país. Sin mencionar que podemos encontrarnos con otros contratiempos como la pérdida de maletas. Por eso lo mejor es contratar un seguro, que no sale muy caros y pueden salvarnos de determinadas situaciones. Siguiendo estos pequeños consejos podrás ahorrar dinero en tu viaje, sobre todo por el tema de la comida y la debida, así como visitas turísticas. Pero si os apetece comprar cosas, en este punto escapa de los sitios más turísticos, callejera y encuentra tiendas tradicionales más recónditas y alejadas de las zonas turísticas, los precios seguro que serán más bajos.

Hacer las maletas cuesta, pero hacerlos botiquines también y es que son una pieza clave en nuestro viaje que nunca haya que olvidarse; nunca puede saber qué puede ocurrir que ir aunque viajes al lugar más desarrollado del mundo, las sorpresas pueden ser muchas y las situaciones de emergencia también. Conviene por este motivo llevar con nosotros un botiquín de emergencias que pueda cubrirnos ante cualquier adversidad, más aún si se trata de sitios apartados en los que es difícil ver un hospital. Las urgencias médicas que pueden ser más comunes en los viajes pueden ser problemas de estómago, reacciones alérgicas a picaduras de insectos, dolores musculares, heridas y dolores de cabeza. Parece buena idea en principio llevar un botiquín con medicamentos que solventen estas pequeñas urgencias médicas. Antes de hacer el botiquín piensa que el espacio también es importante, así que intenta no meter las cajas enteras, mete mejor las tabletas que creas que vas a necesitar. Es interesante también llevar una lista con los medicamentos que tienes, para que las consultas al botiquín se agilicen.

Las heridas pueden ser bastante molestas además de raras en los viajes, sobre todo si se viajan con niños hay que llevar yodo, vendas, esparadrapo, tijeras e impredecibles, pinzas, pomada para quemaduras y apósitos esterilizados. Tampoco está de más echar agua oxigenada o alcohol, hay formatos viaje que pueden resultar estupendos para incluirlos en nuestro botiquín. Si se prueban comidas diferentes o agua en otros países, posiblemente tendremos problemas digestivos, hay que llevar laxantes, anti diarreico o suero oral para evitar la deshidratación en casos extremos. El dolor de cabeza y las intenciones pueden ser también un problema, así que hay que echar para set amor que duplo freno, un termómetro y antibióticos por si acaso. Hay personas más propensas a que le expliquen los mosquitos que otros, así que no está de más meter lápiz de amoníaco para las picaduras y repelentes diferentes. Obviamente llevárselo todo es una locura, si tenemos sitio no hay problema, pero si no tenemos demasiado espacio lo mejor es seleccionar aquellos que pensemos que nos resultará más útiles. No esperes al último día para hacer el botiquín, pues puedes no tener determinados medicamentos y tener que ir que sin ellos. Hay que asegurarse de que las personas que padezcan cualquier enfermedad lleve la medicación correcta antes de salir de casa. Aunque la caja la podemos dejar en casa, no está de más guardar los prospectos en una carpetita por si tenemos dudas, a fin de cuentas el papel ni pesan y ocupa espacio.

Siempre es bueno contratar un seguro médico, incluso viajando a Europa y es que aunque la tarjeta sanitaria europea nos cobré en la mayor parte de los países, primero deberemos de abonar nosotros los servicios y reclamarlos posteriormente una vez que hayamos vuelto a nuestro país, algo que puede convertirse en toda una odisea. Un seguro de viaje cuesta poco y que asegura la visita a hospitales privados especiales para turistas, esto es algo que en determinadas zonas del mundo siempre resulta ser una ventaja, no tendremos ningún problema si tenemos en cuenta estos puntos, pues estaremos preparados para cualquier situación, a partir de aquí ya sólo nos queda disfrutar del viaje.

20 octubre 2017

Las cosas no van bien para los coches antiguos

Si la industria automovilística atraviesa una grave crisis en los últimos años, también el sector de los coches clásicos está en fase de recesión. Hace sólo cuatro o cinco años se pagaban impresionantes cantidades de dinero por algunos coches de colección. Entonces, las mayores fortunas a nivel mundial, y fundamentalmente los acaudalados norteamericanos, invertían muchos dólares en coches de colección. 

Los ricos japoneses comenzaron a desbancar de su posición privilegiada de coleccionistas de automóviles a los norteamericanos. Concretamente, en varias ediciones de la carrera de las Mille Miglia, una prueba dedicada de manera exclusiva a coches antiguos y que se celebra en Italia, los intermediarios japoneses aparecían para llevarse hacia su país los vehículos que sólo unos años antes habían dejado Europa a cambio de dólares. Pero en la actualidad las cosas ya no ruedan tan bien para los coches antiguos.


En las subastas que se están celebrando en los últimos meses, son muchos los lotes que no se han llegado a adjudicar al no llegar los presentes a ofrecer ni siquiera el precio de salida fijado por los organizadores de la subasta. En noviembre de 1990, en la subasta organizada por Brooks en Inglaterra, quedó sin adjudicar un Aston Martin de 1956 participante en las 24 Horas de Le Mans, cuyo precio de salida era de 220 millones de euros. También con un valor de salida de más de 200 millones, quedó sin vender un Maserati de 1933 con el que participaron en diversas competiciones Nuvolari y Taruffi. 

Si hasta el año pasado todavía se mantenía, aunque con ciertos recortes, el ritmo de ventas de coches antiguos y de colección, este año este ritmo de ventas ha bajado mucho más todavía. En los primeros meses del año en curso, las subastas se están cerrando con una media de hasta una tercera parte de los lotes previstos sin adjudicar y con valores que no superan en la mayor parte de los casos los 20 millones de euros, una cantidad que se puede considerar elevada por sí misma, pero irrisoria si se compara con las cifras millonarias en dólares que se han pagado hasta hace unos años por esas joyas de cuatro ruedas y cargadas de historia. 

La realidad es que el mercado de los coches y motos de colección está sufriendo una crisis más profunda incluso que la que afecta a la industria del automóvil de primera mano. Según los analistas, el año 92 va a conocer un resurgimiento del sector del automóvil, y este conllevará el refortalecimiento de las ventas de los coches y motos clásicos.

17 octubre 2017

Todos los super héroes quieren un Batmobile

Pocos superhéroes tienen tanto glamour como Batman. La envidia de Superman o Spiderman no es Batwoman, ni siquiera Robin, es el Batmobile. El auténtico Batmobile llegó ayer a la capital para promocionar Batman Begins, la última entrega de la saga protagonizada por el hombre-murciélago, que se estrenará en España el próximo día 17 de junio.

El famoso vehículo, que pretende emular en la forma y color a un murciélago, estuvo expuesto en la plaza de Colón desde las 8 de la mañana. No se trata de una réplica sino de uno de los 4 coches utilizados durante el rodaje de Batman Begins, la quinta entrega de las aventuras de Bruce Wayne, el desencantado empresario que se convierte en superhéroe tras presenciar la muerte de sus padres.


Bajo el inclemente sol de las 12 del mediodía, la gente se agolpaba tras la barrera ansiosa por presenciar la puesta en marcha del potente Batmobile. Unos y otros posaban ante las cámaras de fotos o a falta de algo mejor, los móviles. De repente, el poderoso rugir del motor se alzó sobre la banda sonora de Batman Begins que sonaba sin cesar una y otra vez. George Cottle, el especialista que pilotó el vehículo en las escenas más arriesgadas de la película, realizó una pequeña demostración de lo que el Batmobile es capaz de hacer. Desde fuera, el técnico en efectos especiales de la película, Chris Corbuld dirigía los acelerones y frenazos del coche, vía walkie-talkie.

El enorme coche murciélago -mide 4, 85 metros y pesa aproximadamente 2 toneladas y media- puede alcanzar una velocidad de 160 kilometros por hora y gracias a que las ruedas delanteras se mueven de forma independiente puede desarrollar las cabriolas más atrevidas.Sólo el Aston Martin de James Bond, que también pilotó Cottle, está a su altura.

Cerca de las 18.00 horas, el Batmobile enfiló la calle de Goya hasta llegar a la plaza de Felipe II, donde permaneció hasta las 10 de la noche. Su próxima parada es Portugal, dice Warner, productora de Batman Begins. Esta última entrega de las aventuras del superhéroe creado por Bob Keane en 1939, «es en realidad una revisión dedicada a un público más mayor», según Warner. Su director, Christopher Nolan contó con un presupuesto de 135 millones de dólares. 

14 octubre 2017

Ford vende coches a sus parientes y amigos

Ford Motor se ha comprometido a pagar 1.000 dólares (unos 800 euros) de prima a cualquiera de sus trabajadores, en activo o jubilados, que logre vender ocho coches de la marca entre parientes, amigos o vecinos. Para hacer más fácil la operación, los coches son ofrecidos con descuento especial de empleado.

En concreto, estos vendedores aficionados recibirán 50 dólares por el primer coche, 75 por el segundo, 100 por el tercero y 150 por el cuarto, quinto, sexto y séptimo. La cantidad se incrementa hasta los 175 dólares por el octavo vehículo vendido. En total, 1.000 dólares, informa el diario The Detroit News.


La campaña, que acaba de iniciarse, concluirá el próximo 30 de septiembre y hasta 300.000 personas pueden tomar parte en ella.«Aunque cada empleado y jubilado no venda más que un vehículo, serían 300.000 matriculaciones y subir dos puntos de cuota de mercado», asegura Steve Lyons, responsable de marketing para el mercado norteamericano.

Por el momento, Lyons ya ha enviado un mensaje de correo electrónico a cada uno de los 300.000 candidatos para informarles de los beneficios que pueden obtener y de cómo esta campaña beneficiará también a la compañía.

Los observadores consideran que ésta es la respuesta del Grupo Ford a la campaña lanzada por General Motors, que desde principios de junio ofrece descuentos de empleado a cualquier persona que adquiera un vehículo de alguna de sus ocho marcas: Chevrolet, Buick, Saturn, Pontiac, Hummer, Cadillac, GMC y Saab.

Los descuentos de Ford se harán también extensivos a las otras dos marcas norteamericanas del consorcio (Mercury y Lincoln), así como a los vehículos de los fabricantes europeos del grupo: Volvo, Land Rover, Jaguar y Aston Martin.

Hasta ahora, Ford entregaba a cada uno de sus empleados cuatro números de identificación personal, que éstos podían ceder a sus familiares, quienes se beneficiaban de un descuento de un 3% o 4% al adquirir un vehículo Ford. También recibían otros cuatro vales con descuentos del 1,5%.

11 octubre 2017

La marca Daimler de Ford

Ford ha decidido desempolvar la marca Daimler, en un intento por potenciar las ventas de su Premier Automotive Group (PAG), que agrupa a las marcas Aston Martin, Jaguar, Land Rover y Volvo. Por el momento, el grupo estadounidense tan sólo aplicará la denominación Daimler a la variante de carrocería larga del Jaguar XJ, un vehículo que será exhibido en el Salón de Francfort, el próximo mes de septiembre.

El precio del nuevo vehículo, que se pondrá a la venta a finales del presente año, estará por encima de los 100.000 euros y se distinguirá del Jaguar, del que procede, por su rejilla frontal y por un interior recubierto en lámina de madera y piel, tratando de acercarse a los vehículos de marcas como Rolls-Royce y Bentley os que esta marca se codeó en su día.

¿Y qué tiene que decir Daimler Chrysler al respecto?, ¿Cómo va a consentir que un competidor use la mitad de su marca para dar nombre a un vehículo? Pues los de Stuttgart tienen poco que hacer en ese frente y tendrán que tragarse las bilis de que, además, vayan a presentar el nuevo producto en suelo germano, en un certamen tradicionalmente dominado por el potencial de las firmas automovilísticas locales.


En efecto, la marca Daimler, por increíble que parezca, ha sido siempre británica ya que en 1893, el propio Gottlieb Daimler permitió que se usara su apellido para denominar el Sindicato del Motor Daimler, una organización comercial más próxima a un gremio, que había creado Frederick H. Simms.

El objetivo de este compatriota de Daimler era importar el motor que éste había diseñado para los automóviles Mercedes y que Simms empezó a vender en Inglatera dos años antes, en 1991. En 1895, Simms logró también que Daimler le autorizara a construir sus motores en suelo inglés a través de la firma Daimler Motor Limited.

Un empresario británico llamado Harry Lawson compraría algún tiempo después los derechos de propiedad de la patente de Daimler a Simms y éste, a su vez, le compró a la firma alemana Daimler -que había quebrado en 1992- los derechos de propiedad de sus motores. Eso sí, con la condición de que readmitiera a Gottlieb Daimler que, junto con Karl Maybah, habían sido despedidos al quebrar Daimler.

En 1959, la industria británica del motor empezaba a dar síntomas de debilidad y, al tiempo que aparece en el mercado el deportivo Daimler Dart -propulsado por un motor de 2,5 litros y 8 cilindros en V que había diseñado Edward Turner-, Daimler era comprada por Jaguar.

La marca de Coventry siguió fabricando las lujosas berlinas Daimler.Pero con el paso del tiempo se fueron borrando las diferencias entre ambas marcas, que finalmente sólo se distinguían entre sí por las parrillas y por los escudos.

Como es bien sabido, en 1989, Jaguar fue comprada por Ford, que desde entonces ha invertido ingentes sumas de dinero en la firma británica para convertirla en una firma rentable.
No obstante, el éxito de tal maniobra ha sido limitado y Jaguar fue en 2004 la principal responsable de las pérdidas de 570 millones de euros totalizadas por el PAG. Estas pérdidas de la compañía de Coventry vienen a sumarse a las reconocidas por la propia firma británica en 2003 (885 millones de euros) y las generadas en 2002 (423 millones de euros).

Para tratar de acabar con esta sangría, Ford ya tomó medidas drásticas en 2017, anunciando el cierre de una de las factorías más rancias de Jaguar, la de Browns Lane, y la pérdida de 1.150 puestos de trabajo, así como la reducción a 125.000 unidades de las 200.000 que se había pensado fabricar. La incorporación de motores diésel es una de las principales bazas con las que cuenta la compañía para incrementar cuota y recuperar rentabilidad.

08 octubre 2017

Jaguar a la venta

Jim Padilla, presidente operativo de Ford Motor, aseguró ayer que el grupo automovilístico basado en Dearborn (Michigan) no tiene intención de vender la marca británica Jaguar. Padilla salía así al paso de los rumores que se habían propagado en los últimos días y que indicaban que la firma de Coventry iba a ser vendida o incluso liquidada.

En el curso de una reunión con periodistas del motor organizada por la agencia Reuters, Padilla afirmó que si bien «todo está sobre la mesa», Ford «no está buscando» deshacerse de la marca de Browns Lane. «Tenemos la oportunidad de utilizar Jaguar en el lugar del mercado en que [ahora] está».


La firma británica atraviesa por momentos difíciles debido al bajón de ventas que ha sufrido en Estados Unidos. También en Europa Jaguar ha experimentado un retroceso del 24,5% entre enero y agosto, a pesar de la incorporación de mecánicas diésel a su gama.

Ahora la marca de Coventry estudia el lanzamiento de un vehículo todocamino, tan de moda entre las marcas premium. Espera mejorar así su atractivo frente a marcas como BMW, Mercedes-Benz o Volvo, que ya cuentan con vehículos de este tipo.

Respecto a los resultados de Jaguar -la marca más problemática del Premier Automotive Group (PAG) al que también pertenecen Volvo, Aston Martin y Land Rover- Padilla reconoció que «el plan original para Jaguar era muy ambicioso. Tenía previsiones de crecimiento que ningún fabricante ha alcanzado nunca».

El presidente operativo de Ford Motor también advirtió de que la industria automotriz norteamericana pasará por «momentos difíciles en los próximos 18 a 24 meses».

05 octubre 2017

Ford resurge de sus cenizas

Ford ha vuelto a encontrar la senda de la rentibilidad.Tras dos ejercicios consecutivos de pérdidas, el fabricante norteamericano obtuvo unas ganancias de 389 millones de euros (495 millones de dólares), tras obtener unas pérdidas de 980 millones de dólares en 2017.

Los resultados de la compañía con sede en Dearborn (Michigan) han sido un 4% superiores a las expectativas del mercado. Al término del año, Ford vendió 6,7 millones de vehículos, un 4% menos que en 2002, pero los ingresos de 164,2 millones de dólares superaron en un 1% a los del ejercicio anterior. Entre las notas positivas, destaca la evolución del Premier Automotive Group.Jaguar, Land Rover, Aston Martin y Volvo obtuvieron un beneficio conjunto antes de impuestos de 108 millones de dólares, frente a pérdidas superiores a 300 millones en 2017.


La entrada de Ford en beneficios llega después de unos malos resultados en el cuarto trimestre. La compañía presidida por Bill Ford Jr. perdió 798 millones de dólares entre octubre y diciembre al tener que afrontar las cargas financieras de su ex filial de componentes Visteon y la reestructuración de su división europea, que ha sufrido un recorte de 6.700 empleos en su plantilla y sólo en el último trimestre del año fue rentable.

Como sucede con otros fabricantes, la vertiente financiera de la venta de coches, en este caso Ford Credit, fue decisiva para devolver a la compañía a los beneficios. Sólo en los últimos tres meses la filial de créditos elevó un 36% sus ingresos hasta 476 millones de dólares.