06 febrero 2018

Código promocional Fnac

Si quieres dar la campanada con tus regalos, entonces deberías de ir buscando desde ya una de estas Super Nintendo en miniatura. Lanzadas por Nintendo el pasado mes de septiembre, esta consola sigue siendo un preciado objeto de coleccionista, sobre todo entre los que más entienden. Existen lugares en los que cuesta encontrarla, aunque con algo de paciencia no deberías de tener problemas, con ella podrás rememorar increíbles momentos de la bonita época de  16 bits, con títulos como Super Mario World, Street Fighter II o Secret of Maná entre otros muchos. Super Mario Odyssey es posiblemente el mejor juego del año, que no podía faltar en la lista de recomendados para esta Navidad, así que te traemos un recordatorio para que no se te olvide. Super Mario se embarca en una aventura todo el mundo, un peculiar globo con forma de sombrero con el que tendrás que superar mundos increíbles a cada cual más original para alcanzar finalmente un objetivo, evitar la temida duda entre Bowser y la princesa Peach, podrás conseguirlo a un buen precio por el código descuento Fnac.

Kuraokami, si no eres de este tipo de sillas, es porque nunca han llegado a aprobar una. Son unas sillas increíbles para gamers o personas que pase mucho tiempo frente a la pantalla, tiene una gran calidad en su goma espuma, con terminaciones muy buenas en las costuras y una exquisita ergonomía, que permiten estar sentados durante largos períodos de tiempo sin afectar a la comunidad, se puede configurar la altura, la orientación de los brazos, la profundidad y dispone también de cojines para el cuello y la zona lumbar. El juego de baloncesto NBA 2K18, no puede faltar entre los Lugones para este año, llegó con un divertido modo carrera en el que se puede conseguir llevar a tu jugador a lo más alto de la liga del mundo, como los mejores comentarios en español y la opción de escoger entre combinados con las diferentes y mejores estrellas de la NBA. Está disponible para PS 4, Xbox One, PC y Switch, así que será difícil no poder regalar este juzgado.


Siwtch, es el nuevo concepto de juego portátil, permite jugar allá donde vayas, además tiene un catálogo de juegos exclusivos muy sorprendente, hay mucha gente que adquiere la consola sólo para poder jugar a uno de estos juegos. Te esperan titanes como, The Legend of Zelda, Super Mario Odyssey o Splatton 2, sin olvidar otros títulos multiplataforma que tendrán en aliciente de volverlos a jugar en cualquier parte. Xbox One X, es la consola más potente del mercado y que está celebrando sus primeras Navidades, así que este es un buen momento para hacerte con una. Ya tengas una tele 4K o no, la nueva bestia de Microsoft mejorará la experiencia de juego, así que si lo que quieres es una consola sin limitaciones esta es la tuya.

Bamboo Duo, es un stylus que te permite escribir tanto en papel como en una pantalla táctil gracias a que incorpora un polígrafo tradicional en uno de sus extremos, tiene una punta de fibra de carbono en el otro. Es un dos en uno perfecto para todos aquellos que suelen usar este tipo de stylus en las pantallas de sus dispositivos y además quieren llevar siempre encima un bolígrafo. Intuos Pro, si hay algún artista en tu familia, seguro que sabe apreciar este regalo, con un tamaño de 10 pulgadas y controladores físicos adicionales en un lateral, está diseñada para sacar el máximo partido a su Pro Pen 2, que es el sytlus más fino hecho hasta la fecha, con unos altos niveles de sensibilidad a la presión. El lienzo perfecto.


Forerunner 935, es lo mejor para los corredores habituales que se toman muy en serio el ejercicio, hay que pasar de los relojes inteligentes destinados al usuario medio y hacerse con uno como estos especialmente enfocado para deportistas, dentro de este segmento, se trata sin duda de una increíble opción, con el podrás disfrutar de gran autonomía y un seguimiento GPS mucho más preciso. Tiene barómetro, altímetro, los múltiples modos de deporte que ofrece además de consejos de entrenamiento. Puede que consideres que sea demasiada inversión para un reloj, pero vale la pena.

El Gear Fit2 Pro, tiene un diseño poco convencional, tiene características que seguro que te gustara encontrar en un monitor de actividad. Trae un sensor de frecuencia cardíaca que está siempre activado. Como GPS para mapear tus carreras y resistencia al agua de hasta 50 metros. El sistema operativo de Samsung es el encargado de dar vida a este reloj que además es inteligente.


También puedes revelar fotos por aquí, un pack de 100 fotos por tan sólo 12,90 euros y el envío es totalmente gratis, aprovecha esta oportunidad para los meses de Junio y Julio del 2018. Los descuentos Fnac están a la orden del día, es sólo cuestión de que te pongas a navegar por su web y los vayas descubriendo, verás que sorpresas, que precios y sobre todo, qué calidad!!

En cuestiones de informática también están muy puestos, desde ordenadores de sobremesa a portátiles, Apple, notebooks, netbooks, todo tipo de discos duros, escaneres e impresoras, redes wifi y cualquier tipo de accesorio informática que necesites.

Ahorra en la compra de libros, música, películas, cualquier tipo de aparato de sonido e imagen, informática, juegos y todo con su garantía!! Ayudándome por supuesto de algún código promocional Fnac

La Tarifa Plana de Fnac, sólo para España te permite comprar lo que sea, (libros, música, cine y demás cosillas de ese sector), por tan sólo 1 euro de gastos de envío.

Precisamente ahora tienen una oferta especial de un 5% en cámaras Reflex, para que todo acontecimiento de tu vida quede reflejado. Y también podrás conseguir 3 blu-ray por tan sólo 33 euros.

02 febrero 2018

Minicréditos

Si eres un amante de los videojuegos o sencillamente te gusta disfrutar de una buena partida en casa de vez en cuando, lo más probable es que te hayas preguntado en alguna ocasión como conseguir ese título tan ansiado a un precio menor. El mundo de las consolas y los videojuegos también tiene su nicho de trucos de ahorro y si sabes dónde comprar, podrás hacerte con los títulos más interesantes del mercado a un buen precio, si recurres a uno de los minicréditos online, no tendrás ningún problema en adquirirlo.

Es posible contar tus juegos favoritos sin morir en el intento. Si en algún momento necesitas dinero extra para completar tu colección de videojuegos, siempre tienes a mano la solicitud de un crédito rápido para conseguirlo. Ya no tienes que rogarle a tus padres, amigos o hermanos que te ayude a hacerte con el juego, podrás hacerlo tú mismo sin tener que comprometer a nadie.

Si sólo tienes una vaga idea de cómo podrás hacerte con el videojuego a un precio reducido, ahora te enseñaremos los mejores trucos de ahorro para hacerte con tus títulos favoritos. Lo primero es aprender a navegar por Internet para encontrar lo que buscas a golpes de click. En la red de redes encontrarás sitios online en los que conseguir descuentos para adquirir tus videojuegos e incluso ofertas de último momento.

Realizar una búsqueda con estas ofertas es muy fácil. En tu buscador con las palabras clave que más se acerquen al título que vas buscando y los resultados demostrarán cientos de páginas en las que podrás conseguirlo a un buen descuento. Sitios como Humble Bundle que ofrecen la posibilidad de conseguir tu videojuego digitalmente. No te harás con el juego físicamente, pero sí podrás disfrutar del mismo a través de la consola o de el PC, estas páginas que ofrecen lo que se conoce como cdkey o serial de juegos, que no es otra cosa que la identificación de cada título, es imprescindible para poder jugarlo. En cualquiera de estos sitios, los precios de los pide a juego son menores a los ofrecidos en las tiendas físicas.


Otra opción sería comprarlo online, accediendo a páginas como Amazon donde podrás encontrar versiones digitales de los juegos o comprar presiones físicas de segunda mano, lo que disminuye de manera considerable su valor inicial. Otra opción sería acudir a sitios de subastas, en estos casos, pagarás algo menos que el precio que tienen en las tiendas, pero no puedes asegurar que anticipadamente una auténtica ganga, eso depende de la suerte.

Los trueques y la segunda mano, son otro buen truco para ahorrar en la compra de videojuegos. Ya se han tiendas virtuales o físicas, que te ofrecen casi la misma galería de títulos que si se trataran de juegos vírgenes a precios mucho más baratos. Saca partido de la comunidadgamer de tu zona y a base de trueques, intercambios de títulos que puedan interesarte. Esta opción que resultará útil siempre que no prefieras quedarte con el título en casa una vez que lo has finalizado.

Otra manera de ahorrarse unos euros comprando videojuegos es aprovechar las promociones y los días tres rebajas. Encontrarás rollos en épocas de rebajas estipuladas. Reconocerás fácilmente cuando rebaja los precios de los videojuegos, si prestas atención al modo de actuar de tu tienda habitual. Ya sea por librarse de stock, o porque llegan nuevos títulos o sencillamente para ser caja, lo que no se puede dudar es que cada quien da pone su granito de arena para que puedas tener por fin tu colección de videojuegos.

Se puede decir que la mayoría de tiendas ofrecen la opción de pre reservar títulos que están a punto de salir al mercado, la tienda te premiará con precios especiales, gadgets de última generación y complementos. Conseguirás el título que tanto ansias en menos tiempo del esperado. Y más teniendo presente que siempre puede solicitar un mini crédito sin nómina para tener un dinero extra, de esa manera hacerte con tu videojuego favorito será coser y cantar.

Leer es uno de los placeres de la vida, sería una lástima dejar de lado semejante habito como la lectura sólo por cuestión de dinero. Algunas ediciones de papel pueden resultar algo caras, pero no por eso debemos de renunciar a la idea del placer que nos produce la lectura. Con las nuevas tecnologías los libros de papel, se han ido adaptando cada vez más a los lectores. Existen infinidad de dispositivos para leer durante horas, los ebooks se están convirtiendo con el paso del tiempo en algo indispensable para los amantes de la lectura.

Libros electrónicos, smartphone y tabletas tienen una capacidad prácticamente ilimitada para almacenar miles y miles de libros. Internet también ofrece la posibilidad de conseguir ebooks a coste cero, hay algunas páginas webs para conseguir ebooks gratuitos. Proyecto Gutenberg se trata de una biblioteca virtual, con más de 53.000 ejemplares totalmente gratuitos, están en todos los idiomas. Si te gustan los clásicos o buscas un texto académico, este es el sitio ideal para conseguirlos gratis. En el catálogo de Ebliblioteca, hay más de 100.000 ejemplares y se dice que si algo no lo encuentras en este sitio, no lo encontrarás en otro. Es cierto que el diseño de la web deja algo que desear y parece obsoleto, pero hay que reconocer que sigue resultando muy práctico gracias a su buscador encontrarás fácilmente lo que andas buscando.

En 24 Symbols, lo tendrás claro, le sin límites, desde cualquier tipo de dispositivo, tiene más de 500.000 ebooks. Tiene una aplicación propia para leer todo lo que te bajes de la web y si quieres librarte de la publicidad y tener descargas ilimitadas podrás optar a una cuenta Premium por un importe simbólico, podrás descargar lo que quiera sin tener que pagar nada si es eso lo que prefieres.En Lectulandia, además de acceder a más de 25.000 publicaciones, podrás ver comentarios de otros usuarios que han valorado previamente los ebooks leídos o descargados. Aquí verás publicidad a la hora de hacerte con un libro electrónico. Éstas son algunas de las mejores fue para descargar ebooks totalmente gratis, hay muchas más.

La Navidad es una época de celebración con amigos y familiares, también con compañeros de trabajo, se disfruta de comidas y cenas copiosas, se sale a pasear por las calles iluminadas por cientos de bombillas, pero en Navidad también es posible ahorrar. Si es la primera vez que vas a decorar tu casa por estas fiestas y necesitas un dinero extra para hacerte con los detalles que más te gustan, podrá solicitar un préstamo rápido y en poco tiempo podrás comprar que lo que desear. Para decorar tu casa en Navidad por un módico precio, podrás hacerte con alguna de estas ideas que te vamos a exponer ahora. No sólo te buscarán aquí, seguro que a tus implicados también les impresionan tus ideas de decoración.


El hecho de dar un segundo uso a utensilios que tienes en casa, no sólo te permitirá hacer una limpieza profunda, sino que conseguirás unos adornos navideños únicos y originales. Se puede fabricar un muñeco de nieve con vasos de plástico, unirlos con una pizca de pegamento en forma circular y colocar un par de tapones de botella a modo de nariz, ojos o boca, conseguirás hacerte el vecino más popular del barrio. Sería también tus propios adornos para el árbol, si tienes un puñado de Chiapas y las unes enfilar pegándolas a un lado rojo, tendrás unas las semillas para colgar. Reutilizan las botellas de cristal que tengas en casa, si las decorar con lazos, pintura y les pones una velita en su interior, servirán de centro de mesa, también puedes poner la figura del Papa Nobel, finiquito de nieve o reno.

Las celebraciones navideñas de tu familia seguro que han tenido multitud de adornos. Aprovecha que lo vintage está de moda ir recupera de tus abuelos los adornos que usaban antiguamente y que ahora andan olvidados en cajas. Puedes fabricar que guirnaldas con tarjetas de felicitación de años anteriores, es tan fácil como hacerles un pequeño agujero en la parte superior y pasar entre ellas un lazo que las una. Después las cuerdas en la pared o sobre la chimenea y ya tienes tu casa empapada del espíritu navideño. Aquí hemos puesto sólo algunas ideas para que ahórrese en Navidad con la decoración de tu casa. Pero recuerda, siempre que lo necesites puede solicitar un mini crédito online y disfrutar de unas Navidades únicas.

Hay que observar que el perfil del demandante de un crédito rápido no es el mismo que el de los clientes más comunes, pues el primero, el de los créditos rápidos, responde a una persona con una necesidad de liquidez puntual, urgente y situada al margen del canal financiero más conocido, mientras que el segundo sigue englobado como cliente potencial del mercado de financiación popular.

Las economías de Portugal, España, Italia o Grecia son claros ejemplos en los que la relación entre la contracción de créditos bancarios o más oficial y el aumento del crecimiento de los mercados secundarios de financiación es directamente proporcional.

Por ese motivo, la demanda de liquidez empresarial o personal que no es satisfecha por el proveedor más conocido de financiación acaba siendo cubierta por otras entidades dedicadas a la concesión de préstamos personales online.

Entre las situaciones más concretas de necesidades inmediatas de liquidez caben destacar: los retrasos en el cobro a deudores unidos a vencimientos próximos de pago a proveedores, como les suele ocurrir a las empresas, impagos temporales y demoras de nóminas con los que han de liquidarse cuotas de créditos ya existentes, en el caso de clientes particulares.

El tamaño y la expansión del mercado alternativo de financiación que está formado por los préstamos rápidos online es una variable que depende de la evolución crediticia del sistema financiero. Así que donde mayor es la contracción del crédito bancario y más dificultades y barreras ponen en torno a conseguirlo, más aumenta la demanda y el auge de los mini créditos.

Hoy nos dedicaremos a ampliar nuestros conceptos económicos en este blog y para ellos nos vamos a centrar en los minicréditos, que no es otra cosa que una nueva modalidad de concesión de préstamo financiero conocida más popularmente como créditos rápidos, por medio de la cual es posible obtener liquidez de manera online e inmediata.

La diferencia que existe con los préstamos ordinarios, es que los minicréditos se caracterizan por prestar cantidades de dinero que van entre los 50 y los 700€, con plazos reducidos de devolución y amortización completa, que va entre 2 y 8 semanas y a tipos de interés algo mayores que los préstamos tradicionales.

29 enero 2018

El Cadillac Catera es en realidad un Opel Omega

Las marcas alemanas, sobre todo Volkswagen, BMW, Mercedes Benz y Opel, dominaron durante el pasado año las exportaciones de vehículos europeos al mercado japonés.

Tras varios años de dudas, la práctica totalidad de fabricantes occidentales van a luchar para conseguir buenas posiciones en este mercado, que el año pasado registró un nuevo récord de ventas de coches importados. Concretamente, en 1995 se matricularon en Japón 388.162 unidades, con un incremento del 29% respecto a 1994.

A pesar de ello, algunos fabricantes se marcan tímidos objetivos. Por ejemplo, la francesa PSA (Peugeot y Citroën), que sólo vendió 3.317 unidades de Peugeot y 3.200 de Citroën en Japón en 1994, quiere alcanzar unas ventas de unas 10.000 unidades este año y de 20.000 a finales de siglo.

Por su parte, Renault hace gala de la misma timidez: después de haber optado por hacer distribuir sus coches por Yanase, espera vender 15.000 unidades en Japón en 1998.

El mayor problema con el que se tienen que enfrentar todos los fabricantes europeos para vender en Japón es la red de ventas. Peugeot, por ejemplo, distribuía sus coches a través de las redes de Austin-Rover Japón, Seibu y Nisso Iwai. Después de romper con ellos en 1991, el fabricante francés utiliza la red que él mismo puso en pie con el nombre de Ichcape Peugeot Japón, en compañía de la filial japonesa (Dodwell) y del especialista británico en distribución, Inchcape.

Mientras tanto, Citroën trabaja asociada con Eunos, la red de distribución de Mazda y, por lo tanto, también de Ford y de New Seibu.

La ofensiva más seria, junto a la alemana, será la que se proponen efectuar conjuntamente los tres grandes constructores norteamericanos. Ayudados en un primer momento por la Administración Clinton, dado que el presidente de Estados Unidos se presenta como el primer representante comercial de su país, Chrysler, General Motors y Ford vuelan con alas propias en Japón.


OPara ello, se apoyan sobre todo en los modelos de conducción a la derecha que Opel Vauxhall, Saab, Ford y Jaguar fabrican en Europa y venden, sobre todo, en Gran Bretaña. Pero también fabricarán con destino a Japón algunos de sus modelos americanos. Por parte de GM, el Chevrolet Cavalier, del que Toyota comprará 20.000 unidades al año para distribuirlas; el Blazer, el Cadillac Catera -en realidad un Opel Omega- y el Saturn.

Por parte de Ford, todo tipo de modelos, entre los que figuran los Probe, Mondeo, Laser, Festival y el Taurus. La mitad de las unidades comercializadas por Ford son fabricadas por Mazda, empresa de la que Ford detenta la cuarta parte de su capital.

Por último, Chrysler, que no fabrica allí, venderá en Japón varios de sus modelos con volante a la derecha, como el Neon, el Voyager y los tres modelos de Jeep; el Wrangler, el Cherokee y el Grand Cherokee. En total, los americanos esperan vender cerca de 500.000 coches en Japón a finales de esta década, una cifra muy inferior a las ventas de los nipones en Estados Unidos.

De esta cifra, cerca de 200.000 unidades corresponderán a General Motors -de las que 80.000 serían de su filial Opel-, 200.000 de Ford y 100.000 por parte de Chrysler.

Una progresión espectacular, máxime si tenemos en cuenta que en 1995 los «tres grandes» de Detroit juntos sólo vendieron 65.000 unidades en Japón. Evidentemente, los precios más bajos por el alto nivel del yen deberían ayudar a los importadores, la mayoría de los cuales ya han bajado sus tarifas.

Por otra parte, las ambiciones de los importadores son confirmadas, primero por Toyota, que cree poder distribuir cada año 20.000 Chevrolet Cavalier en Japón y, después, por Honda, cuyo presidente, Nobuhiko Kawamoto, declaró públicamente que los importadores alcanzarían a finales de siglo más del 10% del mercado japonés.

Ante esta nueva situación, la única asignatura pendiente del sector automovilístico europeo, según Giorgio Garuzzo, director general de Fiat y presidente de ACEA (Asociación de Constructores Europeos de Automóviles) y de todos los responsables americanos, es solucionar los problemas que ya está planteando Corea del Sur, que se está afirmando como un nuevo Japón pero con mucho mayor empuje todavía.

El lujo, asociado a los europeos

Con la excepción de Volkswagen, que en EEUU vende coches montados en México, las marcas europeas presentes en este mercado son de coches de lujo. De ahí que sean este tipo de automóviles los que reflejan en EEUU la imagen europea, a pesar de que sólo un fabricante europeo, Volvo, haya podido superar la cifra de 100.000 unidades vendidas a finales de los años 80. La marca sueca, que en estos momentos supera las 90.000 unidades vendidas al año en EEUU -lo que explica su momentánea prosperidad- espera alcanzar unas matriculaciones de 120.000 unidades a finales de siglo. El director de la filial americana, Helge Alten, habla incluso de 150.000 unidades con 100 concesionarios menos, es decir, 280 en vez de los 380 actuales. Mientras tanto, las otras dos empresas «centenarias» en EEUU, Mercedes y BMW, tiene un objetivo de 110.000 y 100.000 unidades, respectivamente. En este sentido hay que destacar que seguramente les ayudará a conseguir este objetivo sus fábricas estadounidenses. Por detrás de ellos se sitúan Saab (entre 50.000 y 60.000 unidades vendidas), Jaguar (entre 47.000 y 50.000), Audi (25.000), Land Rover (17.900) y Porsche (10.000). En total y según las cifras publicadas por la revista profesional Automotive News, los ocho fabricantes europeos de vehículos de lujo -4 alemanes, 2 ingleses y 2 suecos-, vendieron 472.253 coches en 1986 y más de 306.574 en 1994. En el año 2000 esperan llegar a cerca de 500.000 unidades, es decir, el doble de los que vendieron en 1991, año de plena recesión económica, y eso contando con que los coches de lujo japoneses, el Toyota-Lexus, el Nissan-Infiniti y el Honda-Accura, pierdan la batalla ante los europeos.Por otra parte, Ford y GM han comenzado a utilizar en EEUU sus productos europeos. GM se dispone a vender en este mercado el nomtre de Cadillac Catera -Opel Omega- mientras que Ford venderá los Contour y Mercury Mystic, que son los primos del Mondeo europeo.

25 enero 2018

Así se consigue el coche más barato

La segunda inversión que hace una familia española, después de la compra de la casa, es la adquisición de un vehículo. En un momento de crisis como el actual en el sector del automóvil, la decisión del Gobierno de rebajar en cinco puntos el Impuesto de Matriculación para los coches «pequeños» supone un respiro para todos los potenciales clientes y también para la industria del automóvil. Después de que algunas marcas se anticiparan hace diez días anunciando interesantes descuentos, esta misma semana se ha sumado a esa «guerra de rebajas» la mayoría de las firmas de automóviles. Sin embargo, en toda esta batalla del «quién da más» hay una pequeña argucia. Muchos fabricantes, al tiempo que han aplicado la rebaja de ese impuesto, han subido el precio franco fábrica de sus vehículos, con lo que la diferencia que ha de pagar el cliente no es tan abultada como podría esperarse. Hasta el pasado 31 de diciembre, un coche pagaba un impuesto del 16% de IVA y un 12% adicional de Matriculación. En total, un 28% a partir del precio franco fábrica. Desde el pasado uno de enero, todos los coches de hasta 1.600 centímetros cúbicos de gasolina -y de hasta 1.910 cc. en el caso de los de ciclo diesel-, pagan «sólo» un 23%. 

Pero esta rebaja ha traído consigo un sinfín de ofertas por parte de los fabricantes de automóviles, que llevaban años clamando por una reducción de estas características. Al anunciar esta medida, el ministro de Economía, Pedro Solbes, advirtió que su propósito era que los fabricantes no la aprovecharan para aumentar directamente sus beneficios. A la mañana siguiente, una marca como Renault llenaba los periódicos de anuncios ofreciendo, además del 5% de rebaja oficial, otro 7% de rebaja en sus gamas Twingo, Clio y Renault 19, fuera cual fuera su cilindrada. El resto de fabricantes reaccionó de forma inmediata con propuestas similares.


Los descuentos.- Si usted quiere comprar un coche, le conviene saber que al día de hoy son muchas las marcas que ofrecen sus automóviles sin el Impuesto de Matriculación. Es decir, con un 12% de descuento sobre el precio franco fábrica, lo que representa, a pesar de todo, un importante ahorro con relación a los precios de hace sólo dos semanas. Para entendernos, el recorte de 5 puntos en el impuesto de matriculación es de 40.000 pesetas por millón sobre el precio final del vehículo. Si el coche que usted quiere comprar tiene además el otro descuento del 7%, la rebaja total obtenida es de 90.600 pesetas por cada millón.

Marca a marca.- Todo esto significa que éste es un buen momento para comprarse un coche. Todos los especialistas del mundo del motor están de acuerdo en que se trata de una oportunidad que se debe aprovechar, porque no se sabe cuándo se va a producir un descuento de este tipo. Después de la rebaja iniciada por Renault, Fiat fue también tempranera al anunciar su campaña de ofertas especiales, rebajando el 7% restante del Impuesto de Matriculación en todos los vehículos sujetos a la desgravación oficial. Seat anunció que aumentaría el equipamiento de serie en todos los vehículos de gasolina que se ajusten a los límites de 1.600 centímetros cúbicos y de 1.910 para los diesel. Ford también ha sido generosa a la hora de anunciar sus descuentos. Ha puesto en marcha interesantes ofertas para todas las gamas de vehículos, además de descuentos especiales en los modelos sujetos a la desgravación oficial. 

En este sentido cabe destacar el caso de la gama Fiesta (descuentos entre 77.000 y 120.000 pesetas según versión), en la Escort (de 77.000 a 144.000 pesetas) y en el Mondeo turbodiesel (también entre 77.000 y 144.000 pesetas). En el caso de Citroën se han ofrecido rebajas de hasta 400.000 pesetas en los modelos que ya se benefician de la reducción fiscal, además de interesantes ofertas en el resto de sus gamas. Peugeot también ha tirado la casa por la ventana para tratar de aprovechar el tirón de ventas de la rebaja fiscal. Para ello, ofrece dos años de mantenimiento gratis en sus gamas de modelos 106, 306 y la recién presentada 406, sin límite de cilindrada. Además, se ofrecen unos precios algo más ajustados en algunos modelos. Opel ha anunciado unas inmejorables condiciones de compra durante el mes de enero, siguiendo la línea de sus competidores más directos, además de algunas reducciones concretas.

Los extranjeros.- Pero los fabricantes instalados en España no son los únicos que rebajan sus precios. La británica Rover fue una de las primeras en anunciar que vende toda su gama sin el Impuesto de Matriculación. Es decir, que en el caso de los coches con motores de hasta 1.6 litros de gasolina, o 1.910 diesel, se ofrece una rebaja de un 7% sobre el precio franco fábrica, mientras que en el resto de los modelos, incluyendo la serie 800 formada por coches de lujo y de representación, la rebaja es de un 12% sobre el precio franco fábrica. En el caso del Rover 827 SI, la rebaja supone casi 500.000 pesetas. La japonesa Toyota también ha apostado fuerte con su Carina E 1.6. El coche, que el 31 de diciembre costaba 2.495.000 pesetas, ahora se queda en 2.088.000 pesetas gracias al descuento del 5% oficial y a una rebaja de 312.000 pesetas aplicada por el importador. En el caso de Volkswagen, el descuento del 5% en el impuesto se hace efectivo para todos los modelos de la gama, sea cual sea su cilindrada. Y Lancia, con sus modelos de las gamas Delta y Dedra con motores de hasta 1.600, aplica, además del descuento de 5% oficial, otro 7%.

Cuidado con las ofertas.- Todos estos datos confirman que es un buen momento para comprar. Pero hay que tener mucho cuidado con las ofertas. Si acudimos a un concesionario sin saber bien la rebaja fiscal acordada por el Gobierno, o sin conocer las ofertas de dicha marca, lo más probable es que no consigamos aprovecharnos al máximo de las ofertas generales. A usted le interesa saber que pese a este anuncio de rebaja fiscal, los fabricantes, y sobre todo los concesionarios, atraviesan momentos muy delicados. Por ello, resulta muy aconsejable tener en cuenta algunos consejos que nos pueden permitir ahorrar bastante dinero a la hora de comprar un coche nuevo. Los concesionarios tienen en ocasiones un excesivo stock de algún modelo concreto que quieren quitarse de encima. Si esto es así, es el momento ideal para que usted pueda adquirir un coche de esas características. ¿Cómo descubrir qué concesionario concreto quiere desprenderse rápidamente de coches como el que nosotros queremos?. La respuesta es difícil, y habría que hablar concesionario por concesionario de toda la red para hacer un trabajo perfecto. Pero como dice el refranero español, lo perfecto es enemigo de lo bueno. Por ello, la recomendación práctica es la de buscar cuatro o cinco concesionarios lo más próximos posible a nuestro lugar de residencia, y entre todos ellos preguntar cuál es el que nos vende ese coche más barato. Esta gestión se debe hacer con una serie de cuidados, para evitar engaños y otros riesgos innecesarios. 

Lo primero es decidir exactamente qué coche queremos realmente. Pero no sólo marca y modelo, sino también la motorización y hasta el último detalle de su equipamiento. Una vez decidido este extremo, también resulta muy interesante consultar una lista de precios en algún medio de comunicación. Estos precios son los que las diferentes compañías recomiendan que se cobre al usuario final, pero no son obligados. Es decir, que si un coche cuesta un millón de pesetas, por ejemplo, un concesionario «avispado» puede pedirnos 1,5 millones, y si se los pagamos la culpa será nuestra. Conociendo el modelo concreto que se quiere, incluyendo el equipamiento exacto, deberemos llamar a un concesionario y preguntar si tienen ese modelo y cuál es su precio final incluyendo impuestos (¡ojo ahora con la rebaja del Impuesto de Matriculación!), gastos de transporte y matriculación. El vendedor nos dirá 2.230.000 pesetas, por poner un ejemplo. A continuación llamaremos a otro concesionario y le haremos exactamente la misma consulta, hasta que nos dé un precio final. Y así sucesivamente con cuatro o cinco concesionarios. En todo este proceso, no deberemos dejar de preguntar nunca cuándo estará disponible el coche. Porque puede haber algún vendedor que nos dé una fecha a muy largo plazo, para entretanto poder hacer las gestiones y conseguir un coche de esta naturaleza. Un truco en el que nunca debemos caer es el de los supuestos regalos por hacer la compra en éste o en ese concesionario. Podemos llegar a creer que el regalo es un equipo musical, o un teléfono portátil, y llevarnos la desagradable sorpresa de que en realidad se trata de unas alfombrillas de 800 pesetas.


En el caso de que a la hora de comprar un coche nuevo se quiera vender el viejo, la cosa se complica bastante. Todos los concesionarios ofrecen en muchas ocasiones, y mucho más en época de crisis, una sobrevaloración del coche usado. Esta sobrevaloración se hace -en todos los casos- sobre la base de la edad real del vehículo y no por el kilometraje. A veces se produce una cierta picaresca. Nos han dicho, por ejemplo, que nos dan 500.000 pesetas por un coche concreto matriculado en febrero de 1992 . Sin embargo, una vez cerrado el trato y firmados ya los papeles de compra del nuevo vehículo, el vendedor nos asegura que nuestro vehículo estaba peor de lo que era de esperar y que sólo nos puede dar 300.000 pesetas por él. ¿Qué hacer en este caso? Protestar, intentar dar marcha atrás en la compra y denunciarle en último extremo. En condiciones normales de mercado (es decir sin la rebaja fiscal acordada por el Gobierno y que entró en vigor el pasado día uno de enero), y para un coche medio de dos millones de pesetas, siguiendo estas recomendaciones se pueden lograr rebajas de más de 100.000 pesetas (e incluso llegar a las 200.000 si la gestión se hace desde una región poco habitada y uno de los concesionarios a los que se llama es de Madrid o Barcelona, donde existe una competencia brutal). Con esta rebaja fiscal, quizá estos descuentos «atípicos» puedan ser algo menores. Pero siempre merecerá la pena intentarlo.

Los seguros.- Si ya ha decidido el coche que se va a comprar, y dónde lo va a hacer, también le interesa pensar en el seguro. ¿Cuál es el seguro que más le interesa? ¿A todo riesgo o sólo a terceros? También las aseguradoras apoyan las medidas de rebaja fiscal acordadas por el Gobierno. Así, por ejemplo, la compañía de seguros Pelayo ha lanzado una campaña de descuento de 10.000 pesetas en el precio de la póliza de seguro a todo riesgo a todos los vehículos nuevos (sin limitación de cilindrada) hasta el próximo 30 de marzo. Intente aprovechar las ofertas, pero siempre con mucho cuidado.

Ojo con las garantías

La garantía que se nos da al comprar un coche nuevo es algo fundamental, a pesar de que no siempre se le concede la importancia debida. El plazo varía sensiblemente de unas unas compañías a otras, desde uno a tres años. Son mayoría los que ofrecen un año sin limitación de kilómetros. Durante ese tiempo se repararán por cuenta de la casa todos los componentes que se averíen o se rompan, siempre que la rotura no sea responsabilidad clara del conductor o del propietario. Peugeot ha anunciado una interesante oferta al incluir dos años de mantenimiento gratis en sus gamas 106, 306 y 406. Los fabricantes americanos, Chrysler y General Motors (sólo para las marcas Chevrolet, Cadillac y Pontiac) ofrecen tres años de garantía o 100.000 kilómetros. Las marcas japonesas también ofrecen tres años de garantía y 100.000 kilómetros en la mayoría de los casos (salvo Honda que ofrece dos años). Y también las marcas coreanas incluyen en sus precios tres años de garantía o 100.000 kilómetros, con la única salvedad del fabricante de todo terrenos SsangYong, cuya garantía es de un año. En cuanto a los fabricantes europeos, salvo Bentley, Rolls Royce y Jaguar (tres años de garantía) y de los fabricantes de deportivos (Ferrari, Porsche y Maserati, con dos años de garantía), todos ofrecen un año y kilometraje ilimitado.

21 enero 2018

James Bond consigue que el BMW Z3 se dispare en ventas

Las estrategias de BMW y Oldsmobile han sentado precedente. Si hubiera que resumirlas en una frase ésta sería: «cómo vender coches usando el cine como soporte». Hasta ahora los actores de Hollywood tenían ojos, nariz y boca. Unos más agraciados que otros, pero todos con sus rasgos marcados.

Dos de los últimos grandes lanzamientos de esta gigantesca fábrica han visto nacer a una nueva estrella: el producto. Puede adquirir muy diferentes formas, tamaños y precios, pero en los dos casos es un vehículo. ¿Y qué mejor vehículo para vender automóviles que las películas que arrasan en taquilla?

La aparición del nuevo BMW Z3 en pantalla, conducido por James Bond -Pierce Brosnan-, y el Oldsmobile Silhoutte como centro de varias conversaciones de John Travolta en la película Get Shorty, no es casual. «El empleo del coche en la película», declaró a Richard Brooks, portavoz de BMW en EEUU, «forma parte de una operación muy estudiada en la que se buscó una forma de dar confianza al público de este país en nuestro nuevo modelo». También coincide con la puesta en marcha de una nueva planta de BMW en EEUU.

Los anuncios de televisión muestran una escena que se desarrolla en la Cámara de los Lores británica, donde éstos enjuician severamente al popular 007 por abandonar al Aston Martin que le acompañó siempre. Esta imagen se mezcla con la del propio Bond al volante de su nueva adquisición. Desde que esta maquinaria fue puesta en marcha hace tres meses, BMW ha colocado en el mercado una media de quinientas unidades a la semana. Por el momento, sus compradores no pueden conducir el nuevo modelo. Este no pisará las calles hasta febrero. Su precio ronda los cuatro millones de pesetas, dependiendo del equipamiento.


«BMW y Oldsmobile han abierto un nuevo camino», afirmó Tony Hoffman, vicepresidente de New Line Cinema, una empresa dedicada a la búsqueda de espacios en la pantalla donde colocar productos. «Ambos tienen un papel muy destacado en los filmes en los que aparecen. Esta es una nueva vía para abrir mercados sobre todo para compañías extranjeras o las americanas con problemas económicos que tratan de salir de la crisis. Y es también para las productoras una forma nueva de obtener ingresos extras».

Las cifras que mueve el negocio no se conocen. «Existe un pacto de silencio que impide conocer hasta dónde llegan los ceros en dólares. Muchas veces ni siquiera hay dinero por medio. Se trata simplemente de obtener los artículos necesarios para una película, sin tener que pagar por ellos», añadió Hoffman.

El Cadillac fue siempre el coche de John Travolta. Fiebre del sábado noche o Grease no hubieran sido lo mismo de no haber tenido a mano uno de los vehículos cuyo nombre ha sido pronunciado en mayor número de películas y canciones. Pero en Get Shorty la primera cinta después de su renacimiento en Pulp Fiction, Travolta cambia de marcha y se sube al Oldsmobile Silhoutte. No lo hace a gusto. La primera vez que aparece su nuevo compañero de reparto, Travolta no puede menos que mostrar su indignación. La escena transcurre bajo la lluvia en el aparcamiento de una compañía de alquiler de coches del aeropuerto de Los Angeles. Cuando pregunta irritado, la empleada le contesta: «es el Cadillac de las minivan».

Es pronto para predecir si el nuevo amigo de Travolta ayudará a levantar la maltrecha industria del motor norteamericana. Pero en cualquier caso, lo que no escucharemos de boca de productor, director u actor alguno será una sola frase que reconozca la utilización del séptimo arte por parte de la industria. Negarlo todo forma parte del juego. «Nos pidieron cinco minivans, y se las dimos», aseguró un portavoz de Oldsmobile desde Detroit.

«No podemos dar una cifra sobre lo que ha representado el estreno de la película en nuestra recuperación», declaró a August Buenz, miembro de la oficina de relaciones externas de la compañía. «El estreno ha coincidido con nuestra campaña que trata de generar confianza en un producto hecho aquí, por gente de aquí. Es pronto para dar cifras. Pero ciertamente el éxito de la película nos está ayudando».

Un Jack Daniel's

Corría el año de 1945, cuando Jack Daniel's, amigo de tantos paladares e hígados, dio a luz lo que en pocos años se convirtió en una fuente de ingresos para el mundo del cine. Medio siglo después los resultados están claros. Analicemos los últimos lanzamientos de Hollywood. Meryl Streep da sorbos de una botella de Seven Up en Los puentes de Madison. El elefante volador de Operación Dumbo Drop toma una barra de Nestlé Crunch. Kevin Bacon saborea una Budweiser antes de tratar de conquistar la luna en Apolo XIII. En Waterworld las motos acuáticas Kawasaki maniobran espectacularmente. Las gafas de sol son una marca imborrable de la imagen de Tom Cruise y Donuts hace la vida más dulce a Cindy Crawford. Como todo negocio que funciona, éste también tiene sus reglas. No colocar productos en aquellas películas que se desarrollen en mundos imaginarios, ni ubicar el artículo en cuestión en una situación negativa.

17 enero 2018

Monovolúmenes con buenos resultados en ventas

General Motors (GM), la compañía automovilística más importante del mundo, aumentó sus beneficios el año pasado en un 41%, hasta alcanzar los 828.000 millones de pesetas -el equivalente a 865 pesetas por acción-, en un resultado que los analistas norteamericanos consideran difícil de repetir este año.

Las importantes ganancias de 1995, que representan un incremento total de cerca de 240.000 millones de pesetas respecto a 1994, se debieron fundamentalmente al cambio de rumbo que tuvieron sus operaciones en Norteamérica. La división norteamericana (NAO) había sido hasta hace poco un enorme lastre económico para la empresa por sus grandes «números rojos», hasta el extremo de colocarla hace unos años cerca de la bancarrota.

Según los datos de la compañía, el año pasado su división de Estados Unidos y Canadá obtuvo unas ganancias de 288.000 millones de pesetas, 206.400 millones más que el año anterior. Las ventas de coches y de «trucks» -categoría que incluye monovolúmenes, todoterrenos y camionetas tipo «pick up»- jugaron un papel destacado en los buenos resultados de 1995.

También han sido considerables los beneficios generados por Delphi Automotive Systems, una empresa creada recientemente por GM para producir y gestionar la venta de repuestos.

Sin embargo, los beneficios de las operaciones fuera de Estados Unidos cayeron un 28% debido a las variaciones monetarias sufridas por los mercados europeos así como los gastos ocasionados por diversos lanzamientos de nuevos modelos, como el del Opel (Vauxhall en el Reino Unido) Vectra en Europa.


GM vendió en 1995 en Norteamérica 5,5 millones de vehículos, un poco menos que el año anterior. La gran diferencia radicó en los beneficios obtenidos por cada unidad. El año pasado el margen de beneficio por vehículo de GM vendido en Estados Unidos y Canadá fue de un 2,3% frente al 0,7% registrado en 1994. La meta de la grande de Detroit es llegar al 5%.

Además, durante el último trimestre, GM ha conseguido cancelar su compromiso con el fondo de seguros de enfermedad y de pensiones de sus trabajadores que todavía mantenía.

De cara al futuro, algunos analistas mantienen que es muy improbable que GM logre acercarse a estos buenos beneficios durante 1996, un año que las estimaciones dicen no será mucho mejor que el que acaba de terminar. El consenso general es que las ventas en Estados Unidos han llegado a una cuota donde parece se estabilizarán -entre los 15,1 y 15,3 millones de unidades- y, por tanto, será muy difícil que las empresas mejoren sustancialmente sus resultados.

Los buenos resultados de 1995 son producto de un gran número de reformas en todos los frentes. La mayor apuesta se ha hecho en el área de marketing. La contratación hace un año de una persona de fuera del sector, Ronald Zarella, para dirigir toda la estrategia de mercado, ha representado una importante revolución en la industria automovilística norteamericana, tradicionalmente muy conservadora. Después de dejar Bausch and Lomb (empresa especializada en lentillas y gafas de sol RayBan), Zarrella ha cambiado toda la cultura del departamento de marketing. Empezando por contratar a expertos en productos de consumo para dirigir las ventas de destacadas divisiones o productos de GM. Los casos más significativos son Jeffrey Cohen, hasta hace poco director de producto de la empresa de alimentación Nabisco y ahora responsable del todoterreno GMC Jimmy; Michael McEnaney, que ha pasado de vender cereales para el desayuno a dirigir la comercialización de los modelos Bravada y Silouette de Oldsmobile; Lisa Baird, de vender la pasta de dientes Listerine al Grand Am de Pontiac; y Robert Baird, de las toallitas para bebé a director de marketing de los lujosos Seville y Eldorado de Cadillac, otra de las filiales de GM con problemas por el envejecimiento de sus clientes.

13 enero 2018

Se cumplen 100 años del coche americano

En febrero de 1896, hace 100 años, en Estados Unidos se produjo un acontecimiento de gran importancia para la historia del país y para la de la sociedad mundial; la venta del primer vehículo propulsado por un motor de gasolina en el país. La realizó la Duryea Motor Wagon Co., compañía que tenía su sede en Springfield, en el estado de Massachuset.

Para entonces hacía ya diez años que el alemán Karl Benz había lanzado su triciclo, el primer auténtico automóvil con un motor de gasolina. Un reportaje sobre su invento fue publicado en la revista Scientific American en 1889, siendo a través de este trabajo periodístico que Charles Duryea tuvo conocimiento del mismo. Secundado por su hermano Frank, Duryea se puso a trabajar sobre lo que sería la réplica americana del coche de Benz. A diferencia del alemán, Duryea optó por un vehículo de cuatro ruedas. En cuanto al motor, desarrolló uno de cuatro cilindros y cuatro tiempos que desarrollaba 4 caballos de potencia y permitía una velocidad de 35 km/h.

El coche estuvo a punto en el otoño de 1895, decidiendo Duryea inscribirlo en una carrera del Día de Acción de Gracias de aquel año, en la que pudo demostrar la mayor velocidad y robustez de su automóvil frente al caballo.

Dos meses más tarde, los hermanos Duryea entregaban el primero de los trece vehículos que vendieron durante el primer año de existencia de la industria del automóvil en EEUU.

Los Duryea no perduraron mucho en el negocio, pero fueron el pistoletazo de salida para que muchos industriales americanos se lanzaran a construir automóviles. Hasta tal punto que en 1900 se celebró en Chicago el primer Salón del Automóvil de Estados Unidos. Entre los vehículos producidos en este país y los importados de Europa eran trescientos los que se exhibían, pertenecientes a cuarenta marcas diferentes. Y los precios oscilaban entre los 280 dólares y los 4.000.

La gran aportación de la industria norteamericana fue la producción en serie. El primer paso lo dio Ramson Olds, fundador de la Olds Motor Work, que con el tiempo se convertiría en Oldsmobile y que en 1901 inició la producción en serie de un vehículo con motor de un único cilindro, 7 caballos de potencia y caja de cambio de dos marchas.

Realmente fue una desgracia la que tuvo como consecuencia la adopción de este proceso industrial. Su pequeña factoría se incendió aunque uno de los obreros pudo salvar el prototipo del coche. Para poder mantener sus compromisos, decidieron desmontarlo y encargar a diferentes artesanos que les produjeran piezas iguales, con las que Olds y sus obreros montaban los coches.

Cadena de montaje

Pero la conquista definitiva la realizó Henry Ford, que en 1903 había fundado la Ford Motor Company en Detroit. En 1908 introdujo el modelo T, que además de su sencillez mecánica y su buena adaptación a las necesidades norteamericanas, introdujo el concepto de la cadena de montaje. Ford mantuvo la producción del T hasta 1927, produciendo en ese periodo más de 15 millones de unidades.

Para entonces, la industria norteamericana del automóvil era ya la más poderosa del mundo y establecía ya centros de producción en países europeos. En particular Ford, pionera en su expansión. El poder de esta industria quedó patente durante la Segunda Guerra Mundial en que pudo responder al reto que supuso la necesidad de armamento, aplicando sus sistemas de trabajo a la producción no sólo de vehículos terrestres, sino de aviones, armas, etc.

A pesar de todo, la supervivencia fue difícil de conseguir para aquellos que quisieron hacerse un sitio en la industria del automóvil. Cien años después, del casi centenar de marcas que surgieron en los primeros años del siglo XX, poco más de una docena han conseguido sobrevivir. Además, lo han hecho fusionadas en sólo tres grandes grupos industriales: General Motors, Ford y Chrysler.

De los tres, el que ha tenido una historia más clara, con menos avatares, ha sido Ford, compañía que sigue siendo controlada por la familia del fundador. Fundada en 1903, hizo su única anexión en 1922, cuando Edsel Ford, el hijo de Henry, adquirió Lincoln, que se convirtió en la marca de los coches de lujo de Ford. Más tarde, en 1938, Ford decidió lanzar la marca Mercury con el objetivo de que sus modelos llenaran el hueco existente entre los populares Ford y los lujosos Lincoln. Las tres marcas han permanecido hasta hoy.

General Motors nació en 1908 para convertirse en el grupo más poderoso. Su fundador fue William Crapo Durant, un poderoso fabricante de carruajes que compró Buick, marca que había sido fundada en 1902. Ese mismo año se hizo también con el control de Oldsmobile, la más antigua de todas las marcas que todavía sobreviven; Cadillac, fundada en 1902; y Oakland, en 1907, que se convertiría en Pontiac en 1925.

El número de marcas de General Motors se amplió en una más en 1911, cuando Durant le pidió a Louis Chevrolet, uno de sus pilotos de competición, que diseñara un coche que dio origen a la nueva división. En 1927, siendo ya presidente de la compañía Alfred Sloan, el hombre que la consolidó, se lanzó una nueva marca, LaSalle, basada en un diseño moderno y elegante. Sin embargo, en 1940, con la guerra mundial, cesó la producción. General Motors añadió una sexta marca en 1985, Saturn, resultado de un acuerdo con los sindicatos con el fin de producir más barato y con mayor calidad que los japoneses.

Chrysler es el grupo cuya formación ha sufrido más avatares. William Chrysler inició su carrera como ingeniero en Buick, aunque rápidamente fue adquirida por Durant para formar parte de General Motors, de la que Chrysler se convirtió en vicepresidente. Pasó a Overland Willys, a la que salvó de la quiebra antes de adquirir Maxwell y posteriormente Chalmers, dos marcas asentadas en Detroit que pasaban por dificultades financieras. De la fusión de ambas surgió en 1924 Chrysler Motor Corporation.

Cuatro años más tarde, en 1928, adquirió Dodge, que había sido fundada en 1914. Y ese mismo año inventó Plymouth, para establecer un escalón intermedio, como haría Ford con Mercury, entre los populares Dodge y los lujosos Chrysler.

Evolución de Chrysler

Por otro lado, en 1908 nació Willys Overland, la marca que William Chrysler salvó de la desaparición. Tuvo su gran oportunidad en 1940 cuando ganó el contrato para fabricar 16.000 Jeep tomando el prototipo desarrollado por la Bantam, compañía que por su escasa capacidad de producción, no pudo aprovechar la ocasión.


Tras absorber Kaiser-Frazer en 1953, decidió, en 1955, trasladar la producción de turismos a Brasil y Argentina, cuyas instalaciones fueron compradas más tarde por Renault. En Estados Unidos la producción de Jeep siguió hasta que en 1970 fue adquirida por American Motors. Esta fue posteriormente comprada por Renault que la vendió a Chrysler en 1985.

En lo que se refiere a American Motors (AMC), surgió en 1954 tras la fusión de Nash y Hudson que además reactivaron la marca Rambler, nacida en 1900 y desaparecida en 1913. Después de algunos éxitos comerciales en los años 60 y la compra de Jeep, en 1979, llegaron a un acuerdo con Renault que compró la compañía para luego venderla a Chrysler.

Entre los que no sobrevivieron no se puede dejar de mencionar a Packard, la estrella del grupo Studebaker, cuya técnica fue regalada por los norteamericanos a los soviéticos en 1945 para que pudieran fabricar los Zil; el grupo formado por Auburn, Duesemberg y Cord desaparecido en 1937; Stutz, que no pudo pasar de 1935; Reo, que quebró en 1936, sin olvidar al efímero Tucker.