21 marzo 2018

El trompo de Carlos Sainz

Carlos Sainz es líder del rallye del RAC al término de la segunda etapa, pero el fortísimo ritmo de carrera empieza a cobrarse su precio. Airikkala y Trelles abandonan por accidente. Alen y Makinen lo hacen por problemas mecánicos y Vatanen y los hombres que quedan de Ford sufren continuas averías. Además, los hombres de cabeza llevan en sus coches señales de sus «excursiones al monte». La segunda etapa del rallye del RAC está siendo más dura de lo que se pensaba en un principio. Desde el primer tramo de la mañana, los incidentes no paraban de sucederse.

El primero lo sufrió Carlos Sainz que, tras un trompo, modificó la estética del frontal de su Toyota. En ese mismo tramo, Salonen se salía dos veces sin consecuencias, y Eriksson atropellaba a un faisán que le rompía el parabrisas. El problema es la cantidad de barro que hay a causa de las lluvias, que hace que algunos tramos sean verdaderas pistas de patinaje.


A lo largo de la etapa, Carlos Sainz fue subiendo poco a poco puestos en la general gracias a los problemas mecánicos que sufrieron sus contrincantes, a pesar de que en el segundo tramo de la mañana volvió a salirse, rompiendo los faros de su Toyota, que por otra parte se está mostrando como el coche más sólido del rallye. No ha tenido un sólo problema mecánico, al contrario que los Lancia, Ford, Subaru, Mazda y Mitsubishi. El primer abandono de la mañana fue el de Alen, que cuando marchaba segundo tuvo problemas con el turbo de su Subaru. Después de que lo cambiaran sus asistencias, en el tramo 13 dejó de funcionar de nuevo y Alen, con más de cuatro minutos perdidos, se retiró.

El que está rodando al límite tras los problemas en lod primeros tramos es Juha Kankkunen que se encuentra a sólo cinco segundos de Sainz. Según palabras de los dirigentes del equipo Lancia, «la consigna de KKK -por Kankkunen- es ganar o morir en el intento. El tramo trece será inolvidable para Gustavo Trelles. Sabedor de que su rival Makinen tenía problemas con el cambio, forzó el ritmo y acabó dando varias vueltas de campana que le dejaban fuera de carrera, y perdía su única posibilidad de ganar el campeonato de grupo N. Dos tramos más tarde, Makinen rompía el cambio de su Subaru y se retiraba también, por lo que la Copa FIA de grupo N es para Alain Oreille.

No hay comentarios:

Publicar un comentario