23 octubre 2017

Código promocional Ilunion Hoteles

Si ya has encontrado dónde vas a viajar en tus próximas vacaciones hubo escapada, si te has enterado de una oferta genial de avión y estás pensando en coger un hotel con la mejor calidad relación precio, vas por buen camino y más si escoges un código promocional Ilunion hoteles, hará que tu viaje que salga más económico. En muchas ocasiones el los destinos nos volvemos locos y gastamos más de lo que deberíamos, hay que extremar la precaución y tenerlo todo controlado anticipadamente.


Es mejor llevar dinero en metálico para cambiar o tarjeta de crédito, esta es la primera de las preguntas que nos hacemos a la hora de viajar; las comisiones por pagar con tarjeta en otro país existen, el cambio de divisas puede variar dependiendo del local que escojamos para realizarlo, así que lo mejor es llevar dinero en efectivo, aunque la tarjeta siempre viene bien para las emergencias. En la mayoría de países a y cajeros, pero podemos meternos por zonas rurales en la que el tema bancario está más limitado; este es otro de los motivos por el que el dinero físico y no el de tarjeta es preferible. Lo mejor es repartir el dinero en diferentes zonas, bolso, mochila, bolsillos y similares. Hay que estudiar el cambio de divisas del país al que pretendemos viajar, siempre hay foros que se habla de alguna oficina en la que el cambio es mejor, puedes cambiar si lo prefieres en tu ciudad un poco de dinero para no llegar sin cambio a tu destino, esto siempre es menos recomendable pues las comisiones son más altas.

Una vez que ya tenemos decidido cómo vamos a llevarnos el dinero, hay que tomar otras decisiones. Aunque el hotel que hayas visto te parezca espectacular, si quieres ahorrar quizá sea mejor alquilar un apartamento o una casa de huéspedes con cocina; esto te dará la opción a poder cocinar tú mismo, comprando ingredientes autóctonos y gastando menos dinero que si cenara y comiera por ahí. Esto tampoco significa que no puedas comer nunca fuera de casa, pero ahorrar al máximo te permitirá después darte un buen homenaje. Es posible también ahorrar comiendo fuera de casa comiendo como un autóctono; ubica los puestos callejeros y buscan menús del día para gente local, seguro que te sorprenderá algún plato delicioso siendo el importe mucho menor que en los restaurantes para turistas. Siempre es bueno tirar de tecnología, ya que gracias a Internet podemos encontrar muchas aplicaciones que nos harán de guía. También puedes utilizar lo para visitar monumentos imperdible es en una ciudad, o para encontrar sitios más económicos para beber y comer.

Investiga si el destino que piensas visitar cuenta con alguna tarjeta de turista, en ciudades como Berlín o Londres, tienen tarjetas que te permitirá moverte en el trasporte público durante tu estancia y entrar a los monumentos más relevantes por poco dinero. Es interesante también el tema de los días gratuitos en galerías y museos; la mayoría de ciudades cuentan con estos días, sólo tienes que asegurar que de llegar pronto e informar qué, pues durante estas jornadas la gente se multiplica. Échale un ojo al tema de los seguros de viaje, muchos pensaréis que para viajar por Europa no son necesarios, pero esto no es cierto. Puedes contar con sanidad gratuita, pero en la mayoría de países vas a tener que abonar las visitas y después reclamarlas en tu país. Sin mencionar que podemos encontrarnos con otros contratiempos como la pérdida de maletas. Por eso lo mejor es contratar un seguro, que no sale muy caros y pueden salvarnos de determinadas situaciones. Siguiendo estos pequeños consejos podrás ahorrar dinero en tu viaje, sobre todo por el tema de la comida y la debida, así como visitas turísticas. Pero si os apetece comprar cosas, en este punto escapa de los sitios más turísticos, callejera y encuentra tiendas tradicionales más recónditas y alejadas de las zonas turísticas, los precios seguro que serán más bajos.

Hacer las maletas cuesta, pero hacerlos botiquines también y es que son una pieza clave en nuestro viaje que nunca haya que olvidarse; nunca puede saber qué puede ocurrir que ir aunque viajes al lugar más desarrollado del mundo, las sorpresas pueden ser muchas y las situaciones de emergencia también. Conviene por este motivo llevar con nosotros un botiquín de emergencias que pueda cubrirnos ante cualquier adversidad, más aún si se trata de sitios apartados en los que es difícil ver un hospital. Las urgencias médicas que pueden ser más comunes en los viajes pueden ser problemas de estómago, reacciones alérgicas a picaduras de insectos, dolores musculares, heridas y dolores de cabeza. Parece buena idea en principio llevar un botiquín con medicamentos que solventen estas pequeñas urgencias médicas. Antes de hacer el botiquín piensa que el espacio también es importante, así que intenta no meter las cajas enteras, mete mejor las tabletas que creas que vas a necesitar. Es interesante también llevar una lista con los medicamentos que tienes, para que las consultas al botiquín se agilicen.

Las heridas pueden ser bastante molestas además de raras en los viajes, sobre todo si se viajan con niños hay que llevar yodo, vendas, esparadrapo, tijeras e impredecibles, pinzas, pomada para quemaduras y apósitos esterilizados. Tampoco está de más echar agua oxigenada o alcohol, hay formatos viaje que pueden resultar estupendos para incluirlos en nuestro botiquín. Si se prueban comidas diferentes o agua en otros países, posiblemente tendremos problemas digestivos, hay que llevar laxantes, anti diarreico o suero oral para evitar la deshidratación en casos extremos. El dolor de cabeza y las intenciones pueden ser también un problema, así que hay que echar para set amor que duplo freno, un termómetro y antibióticos por si acaso. Hay personas más propensas a que le expliquen los mosquitos que otros, así que no está de más meter lápiz de amoníaco para las picaduras y repelentes diferentes. Obviamente llevárselo todo es una locura, si tenemos sitio no hay problema, pero si no tenemos demasiado espacio lo mejor es seleccionar aquellos que pensemos que nos resultará más útiles. No esperes al último día para hacer el botiquín, pues puedes no tener determinados medicamentos y tener que ir que sin ellos. Hay que asegurarse de que las personas que padezcan cualquier enfermedad lleve la medicación correcta antes de salir de casa. Aunque la caja la podemos dejar en casa, no está de más guardar los prospectos en una carpetita por si tenemos dudas, a fin de cuentas el papel ni pesan y ocupa espacio.

Siempre es bueno contratar un seguro médico, incluso viajando a Europa y es que aunque la tarjeta sanitaria europea nos cobré en la mayor parte de los países, primero deberemos de abonar nosotros los servicios y reclamarlos posteriormente una vez que hayamos vuelto a nuestro país, algo que puede convertirse en toda una odisea. Un seguro de viaje cuesta poco y que asegura la visita a hospitales privados especiales para turistas, esto es algo que en determinadas zonas del mundo siempre resulta ser una ventaja, no tendremos ningún problema si tenemos en cuenta estos puntos, pues estaremos preparados para cualquier situación, a partir de aquí ya sólo nos queda disfrutar del viaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario