16 julio 2016

Anastacia la cantante tiene muy mala leche

Cuatro años pueden ser una eternidad en el mundo de la música. Tiempo más que suficiente para que nuevos aires apaguen el nombre de cualquier estrella del firmamento artístico. Sin embargo, a la estadounidense Anastacia no le preocupa el tiempo y, con la misma fuerza con la que, en 2003, le plantó cara al cáncer, regresa al primer plano discográfico.

Después de cuatro años apartada de los estudios de grabación -silencio creativo interrumpido sólo por la aparición del recopilatorio Pieces of a dream, en 2006-, Anastacia presenta estos días nuevo disco. Se titula Heavy rotation y estará en las tiendas a partir del próximo martes.
«Soy consciente de que éste no es un buen momento para sacar un disco nuevo, pero, por otro lado, sé que, al hacerlo, este trabajo quedará ahí. Es posible que la gente no pueda comprarlo ahora, pero esto no impide que puedan hacerlo más adelante», afirma con optimismo.

Desde la panorámica suite de un lujoso hotel barcelonés, Anastacia habla con apasionada convicción del momento que está viviendo. Ahora luce nueva y menos agresiva imagen -gracias a una operación de miopía, se ha desprendido también de sus características gafas-, pero pisa igual de fuerte.
«No es que haya estado en el dique seco todo este tiempo porque, después de sacar el anterior disco, en 2004, estuve dos años muy ocupada con este trabajo. Y luego se juntó la publicación del recopilatorio. O sea que sólo fue hace dos años que decidí apagar el móvil, coger fuerzas y, sobre todo, plantearme qué quería hacer con mi carrera», explica.

El parón, sin embargo, parece haberle sentado estupendamente. Militando ahora en las filas de la discográfica Universal, la cantante presenta este nuevo trabajo, en el que, según dice, sus seguidores encontrarán a una renovada Anastacia.
«De entrada, cuando hice el disco anterior, me acababan de diagnosticar el cáncer de mama y ese hecho, lógicamente, condicionó todo aquel trabajo. Aquel fue un disco más oscuro y rockero; éste, en cambio, es mucho más ligero y alegre. Es un álbum en el que he dejado salir mis sentimientos y en el que he podido disfrutar libremente de la música. Es un disco que, como la canción que le da título, destila positivismo y energía».

Para dar a luz Heavy rotation, Anastacia se ha rodeado de un nutrido y actualísimo equipo de colaboradores y productores: Ne-Yo (Rihanna, Beyoncé...); Lester Mendez (Shakira, Nelly Furtado, Jennifer Lopez); JR Rotem (Snoop Dogg, Sean Kingston); Guy Chambers (Robbie Williams, Kylie Minogue) y Rodney Jerkins (Pussycat Dolls, Britney Spears).

«No es una estrategia para vender más discos», se apresura a aclarar la artista. «Simplemente, es fruto de mi incorporación a un nuevo sello, que me ha ofrecido la posibilidad de trabajar con todos estos músicos. Para mí el reto ha sido ver qué producto podíamos hacer todos juntos, y la verdad es que me siento muy satisfecha del resultado. Creo que he sido capaz de hacer un trabajo diferente y original, pero manteniéndome fiel a lo que yo soy, a mi esencia. Y esto es algo que no siempre se consigue cuando trabajas con un productor importante», añade.

Derrochando vitalidad, Anastacia se siente particularmente optimista a la hora de plantarle cara a la crisis. «Lo importante, siempre, es no perder la fe. Hay que pensar en positivo y enviar un mensaje tranquilizador a la gente», dice.

Y aunque ya ha superado plenamente el cáncer de mama que se le diagnosticó en 2003, esta experiencia ha marcado, sin duda, su vida. «La enfermedad me obligó a replantearme muchas cosas. Entre ellas, las razones que me empujan a estar metida en este negocio. Por eso, ahora siempre intento ver el lado positivo de las cosas y mantener los pies muy bien puestos en el suelo», concluye.

«He votado por correo y pienso lo mismo que la mayoría de americanos: EEUU necesita un cambio»
La crisis: «Quizás esta Navidad no podamos comprar todos los regalos que nos gustaría, pero eso no es lo importante. A mi marido pienso regalarle un poema».

No hay comentarios:

Publicar un comentario