15 marzo 2016

Cameron Díaz y sus minifaldas

Pese al suspenso general de la gala de los Oscar, el antes y el después se salvó de la quema. 

Hubo caras conocidas en cantidad en medio del caos organizado de la alfombra roja, y otras nuevas que no dudaron en apuntarse a las tradicionales fiestas posteriores en Hollywood.

Además de los nominados de la noche, y de contemplar a Penélope Cruz con un generoso escote pese al intenso e inusual frío de Los Ángeles, pasaron por allí pesos pesados como Cate Blanchett y Sandra Bullock, y bellezas como Gwyneth Paltrow, que rayó muy alto en la lista de las mejores vestidas con un conjunto de Calvin Klein.

No faltó el toque estridente de Helena Bonham Carter, que además de lucir un cuestionable vestido negro de época, se ató un lazo con la bandera británica en la pierna que no tuvo problema en mostrar a la concurrencia.

Después, las fiestas de Vanity Fair y Graydon Carter aglutinaron unas cuantas caras conocidas como Cameron Diaz, con una llamativa minifalda, Mick Jagger y el cantante de 16 años Justin Bieber y su novia, Selena Gómez. También pasaron por allí otras menores de edad como Hailee Steinfeld, nominada a un Oscar como actriz secundaria, o la hija de Madonna, Lourdes León. Champán y palmaditas en la espalda hasta altas horas de la madrugada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario