10 diciembre 2015

Telecinco es líder de audiencia

Con el nacimiento de las televisiones privadas, pasó unos años dando bandazos como el viento. Telecinco / Canal +/ Antena 3 / Telecinco. 

En 2002 llegó el momento de parar. Manuel Villanueva se embarcó en el recién botado velero de Telecinco como director de Contenidos. Una década después, ese barco se ha trasformado en un trasatlántico que alberga nueve canales cuya programación está bajo su mando. Él sólo reporta al capitán de Mediaset, Paolo Vasile.

¿Podría hacer un balance de la temporada?

Ha sido una temporada positiva. Mediaset ha sido el grupo más visto con un 28,6% de media, casi un punto y siete décimas por encima de su inmediato competidor que es Atresmedia.

Son líderes, pero a la hora de lograr premios parece que la Academia no se acuerda mucho de los programas de Mediaset.

Nuestro consejero delegado suele decir que nosotros trabajamos para el éxito y no para la gloria. Los premios son la gloria, nosotros trabajamos para que la gente nos vea y para que nuestros clientes nos compren.

Pero, con la mano en el corazón, ¿no me diga que no le sentó mal que La Voz, el programa con el mejor arranque en la última década, no estuviera nominado por la Academia de Televisión?

En la historia reciente de la televisión, en mi opinión, se han producido dos injusticias. Una es que Gran Hermano nunca haya tenido un gran premio, por ejemplo el Ondas. Es una injusticia, porque GH es el programa que ha revolucionado la historia de la televisión en el arranque del siglo XXI. Otra es la de La Voz. En los últimos 10 años no ha habido un programa que haya tenido su éxito y su calado social, luego es verdaderamente injusto que se premie a otros programas y no se reconozca ese éxito. Pero bueno, los premios, premios son. Te los dan o no te los dan. Si no te los dan, paciencia.

¿Son líderes a costa de qué?

Somos líderes a costa de lograr la simpatía del público y de tener un pacto con la audiencia.

Telecinco tiene la tarde cubierta e imbatible desde hace tiempo con un programa de más de cuatro horas en directo, muy barato, donde los tertulianos se han convertido en los protagonistas de una especie de reality, ¿programas así no hacen perder el prestigio de la cadena ?

No trabajamos para tener prestigio. Es verdad que Sálvame es un mundo muy endogámico y muy divertido que se retroalimenta. Yo diría que empieza a las cuatro de la tarde y se apaga cada día a las ocho.

¿Es Belén Esteban un juguete roto de Sálvame?

No, no es un juguete roto. Es una persona que ha pasado mucho tiempo en la televisión. Contra todo lo que pueda decirse, no la hemos inventado nosotros, ella llevaba tiempo en televisión. Ahora mismo es una persona que tiene ciertos problemas que está intentando solucionar y que debemos respetar.

¿Qué le diría a los que les acusan de vivir de la telebasura?

Telebasura es un término tan antiguo, hay que inventarse otra cosa más moderna. La palabra telebasura me parece muy peyorativa y una falta de respeto enorme al público que ve la televisión. No conozco a nadie que sea coprófago.

¿Mediaset ha telecinqueado a Cuatro?

Hay cosas que no son verdad y esta no lo es. Se mantienen muchos programas de los que estaban. Creo que Cuatro Cabezas ha descubierto un mundo que encaja muy bien en Cuatro y que tiene buena penetración tanto en las redes sociales como en la pantalla. Primero fue ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, luego Corina y espera a ¿Quién quiere casarse con mi madre?

Con la revolución que hay, ¿quién tiene la tarde gana el día?

Entre las cuatro y las nueve de la noche hay un gran peso para el total del día. Si tienes un buen resultado en esa banda horaria el día es tuyo, pero esto no significa que puedas desatender el prime time que es donde se genera la mayor inversión publicitaria y donde está el mayor consumo. Nosotros tenemos un prime time razonablemente sólido y lo tendremos más en otoño.

¿Qué quiere decir con esto?

En Mediaset lo que hemos hecho es acompasar nuestros movimientos con el latido del mercado. Viendo la evolución de la publicidad, decidimos que la temporada se acababa con el Brasil-España el pasado 30 de junio. Ser líder en julio y en agosto o no serlo no tiene importancia. Primero por consumo y segundo por inversión publicitaria. Hemos decidido abandonar el verano y guardar las municiones para septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario