24 diciembre 2015

Antonio Banderas está arruinado

Ya saben que acaba de celebrarse en Marbella la Gala Benéfica Starlite 2016. La Gala la presentaron la Eva Longoria y el Antonio Banderas. Se subastaron cosas como un día con la Longoria durante el rodaje de Mujeres desesperadas, y dos días con la Longoria durante el rodaje de Mujeres desesperadas, como premio de consolación.

-«La gala ha salido regular, con estrellas de medio pelo y una recaudación de misa de 12», le espetó mi Paz Vega a la María Bravo, organizadora del evento.

-«Pues mira, bonita» -le dijo la María Bravo a mi Paz Vega-, «como no tienes otra cosa que hacer en Hollywood, organiza tú una gala por el estilo en Beverly Hills».

Mi Paz Vega (que, en efecto, no tiene nada ni mejor ni peor que hacer en Hollywood) se entusiasmó con la idea. De hecho, la organizó en un periquete. Una gala de irresistible sabor español. Tan irresistible que, en cuanto se corrió la voz, todo Hollywood se apuntó y pagó sin rechistar los 25.000 dólares por cabeza que costaba asistir a la cena cuyo menú, a base de gazpacho y pescaíto frito, tenía un precio de coste de tres euros y medio.

Acabada la cena, empezó la subasta. Mi Paz Vega anunció el primer lote:

-«Very étnico. Guayabera con la que José Campos, el de la Martínez Bordiú, se presentó en la boda de Carlita Goyanes».

-«¡Very macho!», dijo mi David Beckham, que acudió con su hija Seven Eleven, o Pan & Company, o como se llame, y apoquinó 100.000 dólares para llevarse la guayabera, que es tendencia.

-«Very psicodelic» -anunció luego mi Paz Vega-. «Seis meses en el adosado de la Belén Esteban en Paracuellos del Jarama».

-«Wow!», gritó mi George Clooney, recién llegado en su jet privado, directamente desde su mansión al borde del lago Como, expresamente para el evento. Y pagó 200.000 dólares por el capricho.

-«Very Actor's Studio» -dijo entonces mi Paz-. «Un día con Pepa y Avelino durante el rodaje de Escenas de matrimonio, bajo la dirección de José Luis Moreno.

-«Buenísimo para crecer como actriz», dijo mi Meryl Streep, con perfecto acento de Valladolid, y tuvo que pelearse con mi Al Pacino, mi Jack Nicholson y mi Jane Fonda hasta ganar la puja y llevarse el lote por 300.000 dólares.

-«Big orgía» -anunció entonces mi Paz-. «Trío romántico con Cayetana Alba y Alfonso Díez».

Eso se lo adjudicó Charlie Sheen por 500.000 euros. Y, para terminar, mi Angelina Jolie y mi Brad Pitt se levantaron y dijeron directamente:

-«Un millón de dólares por las dos niñas de Carmen Thyssen, los dos niños de Borja Thyssen, los cinco hijos de Raúl el futbolista, los cuatro de los Duques de Palma, los dos de la Infanta Elena y las dos niñas de Letizia».

Un exitazo, la gala y la subasta, ya digo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario