09 julio 2015

El nuevo Audi Q7 pesa mucho menos

Alrededor de 325 kilos se ha dejado en la báscula el nuevo Audi Q7 con respecto a su antecesor. 

Las técnicas de construcción ligera y la profusión de aluminio son las responsables de esta dieta radical para un automóvil que ya está a la venta con versiones de cinco y siete asientos.

Además de la ligereza, que se traduce en una agilidad acentuada por el eje trasero direccional (opcional), el Q7 ofrece un alarde de sistemas de ayuda a la conducción que oscilan entre la seguridad y el confort. Son 31 dispositivos diferentes, 22 de los cuales son nuevos en comparación con el anterior modelo; y ocho suponen una primicia.

En principio, se comercializará con una motorización turbodiésel 3.0 de 272 caballos, que costará 65.950 euros, y otra de gasolina de la misma cilindrada y 333 caballos (67.210 euros). En la segunda mitad del año llegará una variante menos potente del primer motor con 218 caballos y en 2016 está prevista la incorporación de la versión e-tron, un híbrido enchufable de 373 caballos


Las dos versiones iniciales están asociadas a una caja de cambios automática Tiptronic de ocho velocidades y vienen con tracción integral Quattro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario