16 junio 2015

No existen inconvenientes todo son ventajas

Con 18 años a sus espaldas, la 19ª edición del Salón del Vehículo de Ocasión (VO), que este año se celebra entre el 5 y el 14 de junio en Feria de Madrid, se ha convertido en una plataforma privilegiada para tomarle el pulso al negocio. 

"Los pabellones 1, 3, 5 y 7 de Ifema, donde este año se exponen más de 4.000 vehículos, están al completo. 

El Salón se ha convertido en un elemento fundamental para el mercado de vehículo de ocasión", valora Miguel Aguilar, director del certamen.

El optimismo que desprende el director de la Feria es un reflejo de lo que se percibe actualmente en este negocio. Según la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), promotora del certamen, en 2014 se vendieron 1,68 millones de unidades, un 4,3% más que en 2013, con una cifra de negoció de 9.360 millones de euros, un 7,3% superior al año anterior.

De hecho, en los cinco primeros meses de 2015 las operaciones se han disparado un 13% con respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, alcanzando los 741.000 unidades, con una facturación que supera los 4.100 millones de euros, un 17,3% más que en los mismos meses de 2014.

"La venta de coches de ocasión está en auge, porque incluyen complementos que no podrían estar en un vehículo nuevo por el mismo precio", valora Juan Antonio Sánchez, presidente de la patronal Ganvam.

Sin embargo, y a pesar de la buena marcha del negocio, el ratio de venta de VO con respecto a la adquisición de coches a estrenar (VN) se sitúa en 1,7. Es decir, por cada coche nuevo que se venda en 2015, y se espera vender alrededor de un millón de unidades, se comercializarán 1,7 vehículos de segunda mano. Se trata de una ratio que ha descendido en los dos últimos años.

La causa es la puesta en marcha de los planes PIVE, que han permitido achatarrar 890.000 coches de más de una década, franja que representa el grueso del mercado de compraventa de VO, en concreto, el 51%.

Desde Ganvam aseguran que el PIVE ha contribuido a un cambio de tendencia en el mercado de segunda mano, confiriendo mayor protagonismo a los llamados vehículos usados jóvenes (los seminuevos y los de entre tres y cinco años). 

"Tender hacia un mercado maduro pasa irremediablemente por la existencia de una buena oferta de vehículos de entre tres y ocho años, que es donde debe localizarse el grueso de las operaciones", considera Juan Antonio Sánchez.

Aun con todo, el parque automovilístico español sigue siendo uno de los más envejecidos de la Unión Europea, sólo superado por Grecia, lo que hace que España no sea un fabricante de coches de ocasión como sí lo son los países de nuestro entorno. 

"En otros países europeos, la proporción de ventas entre VO y VN es mayor porque hay más oferta de coches de segunda mano", considera Tomás Herrera, director general de Ganvam. Por ejemplo, en Italia y Francia se venden tres automóviles usados por cada coche nuevo.

Además, el envejecimiento del parque automovilístico no hace especialmente atractiva la adquisición de coches que se vuelven a poner a la venta. Es la oferta de los automóviles jóvenes lo que puede inclinar la balanza definiva a favor de este segmento de forma definitiva. "No cometamos el error de cargar las tintas sólo sobre la demanda porque, ciertamente, el stock de vehículos usados de corta edad ha sido escaso en los últimos años", reflexiona Sánchez.

A pesar de que los fabricantes tradicionales de VO, las flotas procedentes del renting, están incrementando su oferta, aún no hay suficientes automóviles de menos de cinco años para abastecer la demanda. 

Esta situación provoca dos fenómenos. En primer lugar, que sea necesario importar coches de esta franja procedentes de otros países. En los cinco primeros meses de 2015, España ha importado 11.635 automóviles para vender a través del canal de VO, casi un 60% más que en el mismo periodo de 2014. 

En este ámbito, los autos alemanes dominan el mercado. Mercedes-Benz, Volkswagen, Audi y BMW son las marcas que más vehículos de ocasión importan.

En segundo término, la escasa oferta de coches de menos de cinco años hace que el valor residual de éstos aumente. Concretamente, el precio de reventa de los autos de entre tres y cinco años se incrementó un 15% durante el último año. De hecho, en todas las franjas de antigüedad se ha incrementado el precio.

En este sentido, el importe medio de un vehículo de ocasión en España se situó en mayo en 13.263 euros, un 3,7% más que en el mismo mes del año anterior, según el Observatorio europeo de precios elaborado por la consultora AutoScout24.

Los cinco modelos más demandados son, por este orden, el Volkswagen Golf, Audi A4, BMW 320, Audi A3 y Porsche 911. 

Por otro lado, las principales características que busca el prototipo de comprador español, de acuerdo con el estudio realizado por AutoScout24, son que la carrocería sea tipo sedán; el color, gris plateado; el motor, diésel con cambio manual, y una potencia media de 140 CV con una cilindrada superior a los 2.000 centímetros cúbicos.

Otra de las peculiaridades del mercado de VO en España es el bajo índice de profesionales en las transacciones. En el lado de la oferta, el 60% de los vendedores son particulares, mientras que el 24% son redes oficiales, el 11% compraventas, y un 5%, empresas de rent a car. 

El 81,5% de quienes quieren comprar un coche de ocasión son también particulares, el 16,4% son empresas, y sólo el 2,1%, compañías de rent a car.

Sin embargo, Ganvam considera que el mercado de VO tiene un gran potencial de crecimiento, en especial en la compra a profesionales. Se basa en que este último segmento ha repuntado un 24% en lo que va de año, ganando terreno a los particulares, que perdieron 3,5 puntos porcentuales de la tarta del mercado.

En cualquier caso, el alto índice de particulares ha dado pie a un fenómeno que preocupa enormemente al sector. Se trata de la venta callejera de vehículos a través de falsos particulares. En realidad, son redes de compraventas que practican actividades comerciales encubiertas. 

La patronal del sector estima que el 10% de las ventas de vehículos de segunda mano en España –en torno a 170.000 autos– se realiza de forma ilegal. Esta práctica supone pérdidas para el sector estimadas en 300 millones de euros, además de un peligro para los compradores, pues los coches carecen de las mínimas garantías de seguridad.

Otra de las medidas que, según Ganvam, podría dinamizar la demanda en el sector sería incluir a los coches de segunda mano de entre tres y cinco años en los planes de renovación del parque de vehículos, como son los programas 2000E y PIVE. Según fuentes de la patronal, esto favorecería el rejuvenecimiento de los automóviles que circulan por las carreteras españolas.



La Feria

Llega la oportunidad de oro para todos aquellos que busquen un coche a buen precio y con buenas garantías. La Feria de Madrid se encarga, un año más, de acoger el Salón del Vehículo de Ocasión.

Récord de participación. La décimonovena edición del Salón, promovido por la patronal Ganvam (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios), se ha consolidado como un dinamizador del mercado de ocasión. 

En esta cita se alcanza un nuevo récord de participación con más de 4.000 vehículos presentados por 55 empresas (de las cuales 23 son marcas). Además, se espera superar también la cifra de visitantes conseguida el año pasado (50.000 personas).

Precios para todos los bolsillos. Las opciones de compra son diversas. El público puede encontrar en la Feria desde modelos como el MII, de la firma Seat, cuyo valor es de 7.500 euros, hasta los más exclusivos como el RC-F, de la marca Lexus, de 96.000 euros. 

En su edición anterior, el Salón alcanzó un volumen de ventas por encima de los 2.800 automóviles. El modelo ideal de seminuevo que busca el comprador español es de un perfil deportivo, con motorización diésel y 140 caballos de potencia, y con techo solar, faros de xenon y control de velocidad como extras indispensables, según el análisis de la consultora AutoScout24.

Financiación a la medida. A los precios competitivos se suman las facilidades de pago gracias a las diferentes entidades financieras que ofrecen concesionarios y marcas. La calidad de los vehículos y las facilidades que se brindan para su obtención han convertido la Feria en todo un éxito.

Referente internacional. Las cifras sorprenden: 1 de cada 15 visitantes de la Feria acaba adquiriendo un coche. De esta forma, el Salón se convierte en un importante referente internacional para múltiples organizadores de eventos similares en otros países, que utilizan esta exitosa convocatoria española como plantilla en la que reflejarse y aprender. 

Las buenas cifras de participación reflejan el buen momento que está viviendo el segmento de ocasión en España. Así lo confirman también datos aportados por Ganvam, que indican que durante el primer cuatrimestre de 2015 se han vendido hasta 586.981 turismos y todo terrenos semi nuevos, lo que supone un incremento del 12,8%. Una circunstancia que genera también una alta rentabilidad para los sectores representados en la Feria.

Posibilidad de prueba. Los vehículos expuestos podrán salir de los pabellones 1, 3, 5 y 7 de Ifema (en los que se celebra la Feria) para que puedan ser probados por los clientes. La organización tiene dispuesto un circuito por el interior de cada espacio hasta una de sus puertas de acceso. 

Se facilitará un itinerario circular por M-40, A-2, y M-11, con una duración aproximada de cinco minutos, así como el mejor recorrido para el repostaje y lavado de vehículos.

Calidad contrastada. Además de los controles realizados por las propias marcas y firmas participantes, el Salón cuenta con la colaboración de la consultora independiente Applus+. Así, se realizarán los días previos y durante la convocatoria las revisiones de cada uno de los vehículos seleccionados para la exposición, lo que resulta posible gracias a su programa Applus+VO, que garantiza la revisión de 100 puntos clave. 

El principal objetivo es asegurar el cumplimiento de los estándares de seguridad, fiabilidad mecánica, estética y comercialización. De igual forma, todos los vehículos expuestos deberán contar con determinada información en un lugar visible y legible para el público. 

Los datos requeridos son la empresa vendedora, la marca y el modelo, matrícula, propietario, antigüedad, kilometraje, fecha de la 1º matriculación, servicio anterior, precio y garantía.


Aprender a conducir. Este año el Salón contará con una actividad nueva enfocada a la Seguridad Vial para todos aquellos que compren un coche en la Feria. 

De la mano de Formaster, Asociación de Empresas Formadoras en Seguridad Vial, y con la colaboración de la DGT, IFEMA, Colegio de Gestores de Madrid y Ganvam, se pondrá a disposición de los clientes un curso de conducción y Seguridad Vial gratuito. La parte teórica se desarrollará en un aula de la Feria y los prácticos en un circuito en un parking de Ifema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario