13 junio 2015

Ford premia a Luján por ser el mejor proveedor

Los proyectos de Construcciones Luján para la multinacional automovilística Ford Motor Company tienen premio. 

La firma del óvalo ha concedido al grupo valenciano el galardón a la excelencia mundial por sus "trabajos de construcción y proyectos llave en mano" tras la reciente ampliación de la factoría de Almussafes. 

Esta distinción internacional reconoce a los proveedores que no sólo cumplen las directrices de Ford, sino que alcanzan los parámetros de calidad más elevados.

Con una amplia experiencia en obra industrial, Luján ha conquistado un nuevo contrato en el sector de la automoción: participará en la ampliación de la planta de Volkswagen en Navarra.

Desde Detroit, el presidente del Grupo Luján, Javier Luján Morant subrayó que el premio "es un motivo de orgullo para todos los trabajadores del grupo", que se sitúa como "operador de referencia en el ámbito de la construcción y mantenimiento de infraestructuras industriales y premia nuestro modelo de gestión empresarial".

La relación con Ford se remonta varias décadas atrás, desde que la multinacional aterrizara en la región. En concreto, arrancó en 1976, con la construcción de la fábrica de Almussafes y se ha sostenido desde entonces. 

Luján ha ejecutado un buen número de los proyectos realizados hasta la fecha: la ampliación de nave de prensas, los almacenes logísticos, la planta de motores o el circuito de pruebas. Recientemente, el grupo constructor ha desarrollado las obras de la nueva planta de carrocería, cuya superficie supera los 85.000 metros cuadrados.

Los encargos de Ford España abrieron las puertas del mercado exterior. Para la marca del óvalo se realizaron proyectos de renovación y adecuación de las plantas automovilísticas en Rumanía, Alemania y Reino Unido. 

Aunque la cartera de clientes es mucho más amplia y se extiende, entre otros, a otras multinacionales como Michelin, Renault, General Motors, Seat, Aldi, Basf, Danone o Volkswagen. En este último caso, se ha logrado un contrato para las obras de mejora y ampliación de la factoría de Landaben, en Navarra, según precisaron fuentes próximas a la firma valenciana.

La especialización en obra industrial, principio sobre el que se sustenta el proceso de internacionalización, ha permitido a Construcciones Luján capear el desplome de la obra pública mejor que muchos de sus competidores. 

La "salud financiera" del grupo se atribuye a la política conservadora en la selección de proyectos e inversiones. Al cierre de 2015 se espera que Luján supere los 100 millones de facturación, admitieron.

Buena parte de los ingresos procede del sector exterior, donde su presencia ha ido en aumento en los últimos años. Sobre todo en países como Rumanía, Perú y Colombia, donde se han ejecutado distintas actuaciones que han permitido paliar el descenso en licitación de obra pública en España.

También se han diversificado las áreas de negocio, de ahí la creación de Luján Servicios, que aglutina todas aquellas actividades distintas a la construcción. Desde el mantenimiento de operaciones industriales, gestión de residuos o jardinería.

La compañía prevé cerrar 2015 con una cifra de negocio de más de 100 millones

Luján ejecutó la última ampliación de la planta de Ford en Almussafes

No hay comentarios:

Publicar un comentario