01 marzo 2015

Vaesa piensa centrarse este año más en Skoda

Francisco Pérez Botello, el presidente de Vaesa, la filial comercial del Grupo Volkswagen en España, se ha marcado como objetivo para el ejercicio de 2015 mejorar la posición de la marca checa Skoda.

Explica que mientras que Volkswagen y Audi mantienen una penetración en el mercado español bastante próxima a la que tienen en el europeo, la de Skoda está muy baja puesto que "apenas ocupa el 2,2% del mercado español, cuando en Europa tiene el 4,4% del mercado. 

Y es una marca que tiene un gran potencial", al mismo tiempo que asegura no temer que las ventas de la marca checa puedan canivalizar las de Volkswagen.

Son respecto a Seat, marca del Grupo Volkswagen pero no incluída en Vaesa, ya que se la considera marca local, Pérez Botello explica que hay una estrecha relación y que constantemente se buscan sinergias, pero que se la considera un competidor más. 

"Si se me pregunta por dónde están esas sinergías, más allá de las que nos procuran la estructura del grupo, puedo indicar Das Welt Auto, nuestra franquicia de coches usados, de la que participa también Seat. 

Por cierto que el año pasado vendimos a través de ella 22.000 vehículos a través de los 160 puntos de venta que ya tenemos y que queremos ampliar a 220 a lo largo del presente año". Estos puntos de venta nada tienen que ver con los concesionarios oficiales, aunque haya concesionarios que tienen también exposición para la venta de vehículos de ocasión.

En total, Vaesa, para sus tres marcas, maneja una red comercial de 176 concesinarios entre sus cuatro marcas, incluyendo también a VW Vehículos Comerciales de los que, por cierto, se vendieron 8.900 el pasado año. 

El presidente de Vaesa indica que la rentabilidad media estuvo por encima del 1% y que espera que se llegue al 2% este año para el que pronostica un aumento de ventas en línea con la previsión realizada por la asociación de fabricantes Anfac, y en el que espera seguir siendo líder del mercado con Volkswagen y de las marcas premium, con Audi.

Francisco Pérez Botello se muestra optimista porque, según sus datos, la economía española crecerá al menos un 2%, y para él son buenas noticias la bajada del precio del petróleo porque "lo mismo que la reducción de los impuestos, aumenta la disponibilidad de dinero de los españoles para dedicarlo al consumo, y eso va a animar una demanda que, en el caso del automóvil, puede evaluarse en dos millones de coches".

Justifica sus halagüeñas previsiones porque cree que 2015 va a ser un año en que se recuperen muchos puestos de trabajo. Asegura que la propia red de concesionarios está contratando ya nuevos operarios, e incluso en la propia estructura central de Vaesa, podría darse alguna más.

Aplaude el comportamiento del Gobierno respecto al automóvil y resalta la eficacia del Plan Pive, aunque señala que hubiera sido mejor que se hubiera aplicado en plazos más largos. 

Y se mostró convencido de que habrá continuidad para el Plan Pive 7, que cuando entre en vigor, tendrá prácticamente agotados los fondos. Lo que sí le pediría es más control sobre los talleres ilegales que reparan uno de cuatro coches.


Fue muy político al alinearse con otros colegas para responder a la pregunta de cómo acogerían una eventual victoria electoral de un partido como Podemos: "Nosotros estamos aquí para vender coches y dialogar con todo el mundo. Además, no hay ningún político responsable que no aprecie el sector del automóvil".

No hay comentarios:

Publicar un comentario