08 marzo 2015

Tres años después PSA ha vuelto a ganar dinero

El grupo francés PSA Peugeot-Citroën ha vuelto a obtener beneficios operativos después de tres años consecutivos de pérdidas.

El resultado operativo fue de 905 millones de euros, frente a las pérdidas de 364 millones de 2013.

Sólo en su división de automóvil, el beneficio operativo aumentó hasta los 63 millones euros, frente a unas pérdidas de 1.039 millones de euros del año anterior.

La cifra de negocios avanzó un 1% en 2014, hasta 53.607 millones de euros, y su flujo de caja libre operativo, de 2.182 millones de euros, fue positivo.

No obstante, el resultado neto del ejercicio de 2014 arroja unas pérdidas de 555 millones que implican una importante reducción del 75% frente a los 2.227 millones de déficit del año anterior.

La posición financiera neta de las actividades industriales y comerciales a 31 de diciembre de 2014 es positiva y se eleva a 548 millones de euros frente a una deuda neta de 4.181 millones de euros a 31 de diciembre de 2013. 

Hay que tener en cuenta los 2.995 millones de euros, fruto de las ampliaciones de capital realizadas en abril y mayo de 2014 y la importante mejora del flujo de caja libre. Estos datos hay que traducirlos como que la deuda ha sido eliminada.

Todo esto es consecuencia del plan puesto en marcha por Carlos Tavares, que asumió la presidencia ejecutiva de PSA hace un año. Gran aficionado al deporte del automóvil, llamó a su plan Back in the race, que se puede traducir como De vuelta a la carrera. 

Se le ha previsto una vigencia hasta 2020 y sus principales objetivos son: reducción de costes de todo tipo; ajustar la gama de modelos de sus marcas a la demanda real, eliminando algunos de ellos; y ajustar la capacidad de producción a esa demanda real. Todo esto para lograr un margen del 2% sobre la facturación en 2018. Dos años más tarde, en 2020, debería alcanzarse el 5% de margen.

De momento, tras este primer año, los costes laborales se han reducido del 14,5% al 13,4% y se pretende dejarlos en el 12% en 2016. La utilización media de las fábricas ha subido del 72% al 79%. Y, lo más importante, se ha reducido el coste medio por vehículo en 760 euros, por encima del objetivo que se había previsto para 2016.

Las ventas crecieron un 4% hasta 2,94 millones de unidades, una cifra que sigue siendo inferior en un 18% a la de 2010. China se convirtió en su primer mercado con 734.000 coches.

En lo que se refiere a las previsiones de 2015, espera un incremento en el mercado europeo del 1%; del 7% en China; un repliegue de cerca del 10% en América Latina; y una caída del 30% en Rusia.


PSA confía en generar 2.000 millones de euros de flujo de caja libre en el periodo 2015-2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario