17 febrero 2015

Honda piensa en recuperar posiciones en Europa

Pasada la crisis que, a las marcas japonesas golpeó doblemente, la segunda vez en forma de maremoto, Honda se lanza al ataque para recuperar el terreno perdido en el mercado europeo.

El armamento del que va a disponer son cinco modelos, nuevos o renovados que, además, se aprovecharán de la resonancia que supone el retorno de la marca a la Fórmula 1.

De la que se retiró por causa de la crisis, para reconstituir con McLaren uno de los tándem más victoriosos que hayan disputado el Campeonato del Mundo.

Realmente va a necesitar de todas estas armas, porque es mucho lo que tiene que recuperar. En 2007, tras crecer en sus entregas un 12%, obtuvo unas ventas totales en Europa de 314.000 unidades, mientras que el año pasado, tras perder un 4% de sus matriculaciones a lo largo del mismo, se quedó en 126.000 unidades, menos de la mitad que entonces.

En España las cosas no han ido mucho mejor, puesto que el número de coches vendidos ha pasado de 26.300 en 2007 a 7.500 en 2017. La buena noticia es que en este mercado la recuperación ha empezado antes y los coches entregados el ejercicio pasado suponen un progreso del 11% respecto a 2018.

Ese es también el incremento que Roger Solegibert, director comercial de la marca para la Península Ibérica espera lograr en el presente año, apoyándose en esos cinco novedosos modelos. 

Dos de ellos son turismos de pequeño y medio tamaño, el Civic 2015 y el Jazz; otros dos, el CR-V y el HR-V son todocamino, el tipo de coche que mayor demanda tiene en este modelo; y el tercero es el superdeportivo NSX, que no aportará volumen, pero que junto con la Fórmula 1, hará que se vuelva a hablar de Honda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario