15 febrero 2015

Fordo sigue insistiendo en apostar por Almusafes

Mark Fields, presidente ejecutivo de Ford Motor Company desde julio del año pasado, estuvo ayer en la fábrica que la compañía tiene en Almusafes (Valencia), acompañando al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. 

Esta visita, la primera que realiza a España desde su nombramiento, se ha producido un día después del encuentro que mantuvo con el Rey Felipe VI, en el Palacio de la Zarzuela.

El máximo ejecutivo de Ford explicó que la planta española se ha convertido en un pilar de la estructura industrial de la compañía y una referencia en términos de flexibilidad y de modernidad, consecuencia de los 2.300 millones que se han invertido en ella desde 2011. 

La planta de Almusafes emplea a 8.000 trabajadores después de que en el último año se haya contratado a 300 más.


En su visita a la planta, el presidente del Gobierno español ha estado acompañado por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria y el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra. 

En respuesta al presidente de Ford, al que agradeció sus medidas en apoyo de la recuperación del mercado del automóvil, dijo: "El sector del automóvil, por derecho propio, va a pasar a la historia como uno de los heraldos de la recuperación de la economía española. En los peores momentos ha conseguido sobreponerse a las dificultades y ser un signo de esperanza. 

Queremos que ustedes inviertan y generen empleo, y nosotros les ayudaremos en la medida de nuestras posibilidades". Lo cierto es que Fields, que estuvo acompañado por Jim Farley, el nuevo presidente de Ford Europa, ha anunciado más carga de trabajo para la fábrica al haber asumido ya el Mondeo y, en breve, los nuevos S-Max y Galaxy.

Además, Almusafes asume también la fabricación de la versión híbrida del Mondeo, que va a ser el primer coche con esta tecnología que se fabrique en España, y, a partir del año que viene, el ensamblaje de las versiones premium, denominadas Vignale, del Mondeo y del S-Max.


En total serán seis modelos diferentes los que salgan de la fábrica valenciana, cuya producción anual se elevará un 40% hasta las 450.000 unidades. Pero Ford también prevé vender más en España. Jesús Alonso, el nuevo consejero delegado, prevé llegar a los 90.000 vehículos en 2015, lo que representa un 25% de crecimiento respecto al año pasado (18.000 coches).

No hay comentarios:

Publicar un comentario