29 junio 2014

Un familiar muy deportivo

El Serie 4 Gran Coupé ofrece mejor acceso y más espacio y versatilidad que el modelo del que deriva. El X4 resulta más racional que el X6.

En el caso del X4 estaríamos hablando de un SUV que viene a ser el hermano pequeño del X6, ya que es 20 centímetros más pequeño (mide 4,67 metros). 

Aunque a diferencia de aquél, que tiene configuración con sólo cuatro asientos, en el X4 pueden viajar cinco pasajeros. 

Los traseros ven dificultado el acceso por el musculoso paso de rueda pero es, en todo caso, un habitáculo amplio y modulable a través de una banqueta posterior abatible en partes 40/20/40.

Para este modelo, cuyos precios parten de los 47.900 euros,BMW ha querido acentuar su dinamismo y así, todas las versiones vienen con suspensión de reglaje deportivo, tracción total xDrive, dirección deportiva variable y Performance Control, un sistema que distribuye la fuerza de manera continua entre las ruedas traseras, para optimizar la capacidad de tracción y la maniobrabilidad.

La oferta de motores la componen tres variantes de gasolina y otras tantas diésel, que ofrecen un mínimo de 184 caballos (xDrive 20i) y llegan a los 313 del impresionante diésel xDrive 35d. Éste es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y se conforma con un gasto medio de sólo seis litros a los 100 kilómetros. 

En el gasolina más potente, con 306 caballos, esos datos son de 5,5 segundos y 8,3 litros. El cambio siempre es automático de ocho velocidades con levas en el volante.

El Serie 4 Gran Coupé, por su parte, es la tercera carrocería de esta familia y combina la estética del modelo de dos puertas ya conocido con la funcionalidad de una berlina de cuatro y portón trasero, por lo que resulta más accesible para los pasajeros y práctico a la hora de tratar el equipaje. Mide 4,64 metros de largo.

Dispone de un interior para cinco personas, que van sentadas muy bajas, aunque la plaza central trasera es testimonial, casi para un niño. 

En espacio para las cabezas, adultos de hasta 1,80 metros de altura viajan con desahogo. El maletero cubica 480 litros y su tapa es siempre de accionamiento automático.

El BMW Serie 4 Gran Coupé ofrece cinco propulsores, tres gasolina y dos diésel desde 184 caballos a 306 caballos. La tracción es trasera y el cambio, manual de seis marchas o, con sobreprecio, automático de ocho (normal o deportivo). Las versiones 428i (245 caballos) y 420d (con 184) se pueden pedir con tracción total.

Este modelo tiene amplias posibilidades de personalización mediante tres líneas de acabado (Sport Line, Luxury Line y Modern Line) el kit deportivo M y la gama de BMW Individual, que incluye equipamientos especiales de piel, diversos colores adicionales para el exterior y llantas de aleación ligera de 19 pulgadas. Los precios varían entre los 39.300 euros y los 55.600 euros.

De ambos modelos conviene destacar la posibilidad de montar el sistema BMW ConnectedDrive. Destaca la pantalla virtual Head Up Display a todo color, el asistente de las luces altas para evitar deslumbramientos,.

Así como el Driving Assistant Plus que, entre otros, incluye las funciones de advertencia de abandono involuntario del carril, regulación activa de la velocidad con función Stop and Go, protección preventiva de peatones y, además, advertencia de acercamiento peligroso al coche que circula delante, con capacidad de frenar con máxima fuerza hasta detener el vehículo.


Además, los BMW ConnectedDrive Services, opcionales, permiten contratar y utilizar la información sobre el estado del tráfico en tiempo real (RTTI), Concierge Services y Remote Service. 

Adicionalmente, en el BMW X4 procesa los datos para acceder a Facebook, Twitter, radio personalizada a través de internet, así como a las plataformas musicales Napster y Deezer, entre otras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario