07 junio 2014

Ford quiere revisar 1,4 millones de coches

Ford anunció ayer viernes que llamará a revisión a 1,4 millones de automóviles en Norteamérica para solucionar problemas en el sistema de dirección, en las alfombrillas delanteras y ciertos inicios de corrosión.

Del total de vehículos afectados, 1,1 millones corresponden a los modelos de todoterrenos Explorer, Escape y Mercury Mariner por un defecto que provoca la pérdida del sistema de dirección asistida, lo que hace más difícil conducir los vehículos afectados al endurecerla.

Esta cantidad se distribuye en 195.527 Ford Explorer de los años 2011 a 2013 y 915.216 unidades de Ford Escape y Mercury Mariner vendidos entre los años 2008 y 2011 en ambos países americanos. 

Ford afirmó que ha recibido información de cinco accidentes relacionados con este defecto que provocaron lesiones a seis ocupantes. De estos modelos afectados Ford estima que unos 736.400 fueron vendidos en Estados Unidos, 134.500 en Canadá y 39.800 en México.

La segunda llamada a revisión afecta a unos 200.000 Ford Taurus comercializados entre los años 2010 y 2014 que tienen problemas de corrosión que afecta a la iluminación de la matrícula. 

Por último, la compañía estadounidense también llamó a revisión 82.576 Ford Fusion, Mercury Milan, Lincoln Zephyr y Lincoln MKZ por un problema con sus alfombrillas delanteras que pueden interferir con el pedal del acelerador.

Ninguno de estos modelos se comercializa en Europa, ni tampoco en España. A principios de mes, Ford llamó a revisión a 692.000 vehículos de los modelos Escape y C-Max híbrido por un problema en la centralita del software.

No hay comentarios:

Publicar un comentario