28 abril 2014

Marzo ha sido un buen año para la producción de vehículos

Empujadas por los mercados exteriores, por el tirón de la demanda interna y con una pequeña ayuda del calendario, las fábricas españolas de vehículos cerraron un primer trimestre del año excelente.

En marzo, el crecimiento de la producción fue del 27%, con 220.435 unidades. Sumadas a las de enero y febrero, llevan el total acumulado hasta los 618.448 vehículos. Es decir, un 11% más que en el año anterior y en un nivel de producción que no se registraba desde 2011.

Entonces, las factorías españolas acabaron el ejercicio con 2,37 millones de vehículos, lo que haría factible alcanzar los 2,4 millones de coches que se ha planteado como objetivo la asociación de constructores Anfac.

Esta misma admite que el resultado se ha debido en parte a que este año ha tenido más días laborables al haberse retrasado la Semana Santa hasta abril. Por lo que, en puridad, habrá que esperar al cuatrimestre para que la comparación sea homogénea.

Pero, descontado este factor exógeno, se ha repetido el escenario que ha permitido que la producción haya crecido en 11 de los 12 últimos meses y que el dato de marzo haya sido precisamente el más alto.

Sólo se produjo una pequeña ruptura en enero, con una caída del 2,2% que se achacó a los ajustes en algunas factorías ante la llegada de nuevos modelos. Una situación que, por cierto, se ha dado o está dando en todos los grupos con presencia industrial en España.

También ha tirado al alza de la producción la recuperación del mercado en Europa. Sigue estando en niveles históricos bajos, pero lleva encadenados siete meses de subidas y, lo mejor, con un buen comportamiento de los que han sido los grandes compradores de coches made in Spain: Alemania, Italia, Francia y Reino Unido. 

Desde enero, las matriculaciones en estos países se han elevado entre un 2,9% y un 13,7%. Añadido el ritmo intenso de peticiones llegadas desde los nuevos destinos abiertos en épocas de vacas flacas como México, Argelia o Turquía, el 84% de la producción del primer trimestre se ha vendido en el exterior.

No obstante, las exportaciones han crecido casi tres puntos menos que lo ha hecho la producción, lo que se relaciona, en primer lugar, con la recuperación de la demanda interna. 

Y en segundo, como principal causante de ello, con el mantenimiento de los planes PIVE de ayuda a la compra. De hecho, están presentes entre siete y ocho de cada 10 operaciones llevadas a cabo por compradores particulares.

También los programas de ayudas dirigidas a las furgonetas están resultando decisivos, hasta el punto de que la producción de estos modelos casi se ha duplicado hasta las 67.545 unidades.


Sólo siguen a la baja, entre todos los vehículos que se producen en nuestro país, los todoterrenos (caen un 9% en el año, con 9.888 unidades) y los camiones pesados (2.226 unidades y un 48,6% menos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario