06 diciembre 2013

Las marcas de coches de lujo ganan en ventas

La presencia de Jaguar en el Salón de Fráncfort estuvo capitalizada por el C-X17, un concept que, a pesar de ser presentado como un ejercicio de diseño para demostrar las posibilidades de la nueva plataforma de la marca –construida en aluminio– es mucho más que eso.

Nada más destaparse la lona para enseñar la nueva creación de Ian Callum, el diseñador de la marca, se pudo comprobar que es un coche ya casi definitivo, que podría estar en la calle con pocos retoques para competir por tamaño (4,72 metros) con el Audi Q5 o el BMW X3, aunque fuentes de la marca prefieren guardar silencio al respecto y esconder sus cartas. Simplemente por el aspecto, se puede decir que sería un duro competidor, porque sus líneas resultan muy atractivas.

Lo que está confirmado es que sobre esta estructura se construirá la nueva berlina sedán que verá la luz en 2015, ya con los nuevos motores salidos de la nueva fábrica de Jaguar y en cuya puesta a punto está colaborando la Cátedra de Motores Térmicos de la Universidad Politécnica de Valencia. Estas mecánicas tendrán menos de 100 gramos de CO2 por kilómetro y en las versiones más potentes, llegarán a los 300 km/h.

Por su parte, Maserati está teniendo un brillante resurgimiento. Después de haber logrado matricular 4.500 unidades en la primera mitad del año, la previsión es de cerrarlo con entre 16.000 y 16.500, para alcanzar las 40.000 en 2014 y llegar a las 50.000 en 2015.

El resto de datos acompañan las ventas. En lo que va de año, se ha incrementado la facturación un 17% respecto a los 600 millones de euros en 2012, que se habrán doblado a final de año antes de alcanzar los 2.400 millones en 2014, según cálculos de su director general mundial Harald J. Webster. Respecto a los beneficios en 2013 rondarán los cinco millones, pero Webster estima que el número de millones de euros ganados el año que viene será "una cifra de dos dígitos". Todo apoyado entonces en una producción media de unos 300 vehículos/día.

Aunque la fabricación no es su principal escollo, sino el transporte. "En 2013 vamos a romper nuestro récord de producción –9.000 unidades en 2008– con esos 16.000-16.500 coches pedidos, aunque algunos de ellos no podrán ser entregados debido al cuello de botella del transporte. Nuestros mercados más importantes están lejos. Para EEUU están planificadas entregas cada 8-10 días, y en China, dos veces al mes", explica.

Webster basa la consecución de estos objetivos en el potencial de los nuevos Quattroporte y Ghibli, oferta que se aumentará con el lanzamiento del todocamino denominado Levante, en producción en el segundo trimestre de 2015. Además, el número de concesionarios en todo el mundo ha pasado de 250 a 450.

No hay comentarios:

Publicar un comentario