28 octubre 2013

El Mazda 3 ágil y bien terminado

Mazda pone a la venta en la segunda mitad de este mes el Mazda 3. Este es el tercer modelo que la firma nipona desarrolla con la tecnología SkyActiv junto con el todocamino CX-5 y la berlina Mazda 6, con los que comparte plataforma y varias mecánicas.

Al montar en el Mazda 6 ya apreciamos una mejora ostentosa con respecto a la anterior generación, tanto en el comportamiento como en los acabados; y ahí, nos picó la curiosidad de cómo iba a rematarse el Mazda 3, un vehículo compacto que pesa menos que la berlina.

Ahora al subirnos al Mazda 3, hemos podido constatar que la marca japonesa pone un producto muy competitivo en el mercado. Por tres razones: es ágil y divertido, ofrece unos acabados bien rematados y no tan japoneses y un precio en consonancia con un segmento muy disputado.

Se ofrece en dos carrocerías, de cinco puertas y de cuatro o sedán. De los tres motores de gasolina (100, 120 y 165 caballos) nos quedamos con el intermedio. Empuja desde bajas revoluciones y estira hasta arriba. De momento, sólo hay un diésel de 150 caballos. Actúa de forma refinada y no es nada rumoroso.

Del habitáculo, la posición de conducción es excelente y como opción se ofrece la pantalla táctil que se puede manejar desde una rueda situada detrás del cambio.

Los precios con promociones arrancan en 13.000 euros para el gasolina y en 18.000 para el diésel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario