07 mayo 2013

Innocenti desaparece como marca fabricante de automóviles

El próximo día 31 de diciembre cerrará sus puertas la factoría Innocenti de Lambrate. Ese día puede decirse que habrá desaparecido la marca del mismo nombre, aunque es posible que continúe utilizándose para vender, a través de la red comercial que tenía, algunos productos de fabricantes de la órbita del grupo Fiat. Innocenti había surgido, paralelamente a Authi, en España, para producir el Mini en Italia. Tuvo su momento de gloria pero resultó grávemente afectada en la crisis de los 70. 

Fue entonces cuando se compró, tras un pacto con el Gobierno y los sindicatos, por el industrial italoargentino Alessandro De Tomaso, que la relanzó comercializando un nuevo modelo derivado del Mini, al que con el tiempo dotó de un motor Daihatsu. A finales de 1990, De Tomaso, que también era propietario de Maserati, vendió el 49% de su sociedad al grupo Fiat que, durante algún tiempo, utilizó Lambrate para montar el Panda. Ahora, acabado el contrato de suministro de motores que había con Daihatsu, y habiendo bajado la demanda del Innocente Small, De Tomaso ha decidido cerrar la fábrica en la que trabajaban 1.047 operarios. 

En los últimos tiempos, la red Innocenti comercializaba, además del Small, el Elba (que es el Fiat Uno Familiar producido en Brasil) y el Koral (el Zastava Yugo yugoslavo producido cerca de Belgrado). Aunque está todavía por decidir, lo más probable es que esta red comercial quede absorvida por las de las otras marcas del grupo Fiat. En lo que se refiere a Maserati, la producción continúa en la factoría de Módena, en donde están empleados 360 operarios. 

El objetivo de producción es de 4.500 unidades para el próximo año. Los trabajadores de Lambrate están efectuando manifestaciones diarias y reclaman la solidaridad de los que, hasta ahora, eran sus compañeros de Módena, lo que podría dar lugar a paros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario