31 marzo 2013

Bandits una chica y dos atracadores

Bandits pertenece, aunque no sea una obra maestra, a esa muestra, cada vez más reducida, de un cine norteamericano que no es de carril. Y no crean que es una película original. Es una muy habilidosa combinación de elementos de Bonnie & Clyde, Dos hombres y un destino y, sobre todo, de Pulp Fiction. Cuenta, en clave de comedia absurda y tono desinhibido, el deambular de dos atracadores, Bruce Willis y Billy Bob Thornton, uno impulsivo y pasional; el otro, misántropo e hipocondríaco, y de cómo la irrupción en su camino de una mujer Cate Blanchett , ama de casa alienada y frustrada, modifica su oficio y beneficio.

El guión alterna lo inesperado, los diálogos frescos, la provocación, el dar la vuelta a situaciones comunes a través del humor, con cierto estancamiento en el desarrollo del trío protagonista, cuando la dama debe decidir entre ambos, y un punto de vista narrativo contando lo que ha pasado en flashback nada convincente.El director, Barry Levinson Rain man, se muestra astuto, veterano y también, desgraciadamente, un tanto blandengue. Sin embargo, Willis, Thornton y, sobre todo, la maravillosa Blanchett, bordan sus personajes y llenan de humor y fisicidad la pantalla, convirtiendo en algo muy placentero los mejores momentos de Bandits.

Bandits cuenta las peripecias de dos atracadores, Bruce Willis y Billy Bob Thornton, y de un ama de casa, Cate Blanchett, que se cruza en su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario