17 abril 2012

3000 facturas sin pagar en el gobierno

Para empezar las universidades no están incluidas dentro de este mecanismo al que se acogió el gobierno de Esperanza Aguirre el 29 del pasado mes de marzo. Sólo la Complutense tiene unas deudas de 150 millones de euros, según los últimos datos que facilitó la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid. 

Se pensaba que todas las empresa públicas estarían incluidas y podrían cobrar. La decisión del Gobierno regional, cumpliendo las directrices del Ejecutivo nacional, es que se paguen «las facturas pendientes de pago de empresas públicas adscritas a alguna Consejería que entraban dentro del mecanismo de financiación a proveedores, pero no en el caso de Metro, que se considera excluido del sector Administraciones Públicas». 

El Metro tiene en la actualidad una deuda con proveedores de cerca de 40 millones de euros, según denunció hace algunas semanas el representante de UGT, Teo Piñuelas. Otras fuentes indicaron que esa cantidad es muy superior y que podría doblar esa cifra. 

Los que trabajaron en la Ciudad de la Justicia tienen más suerte. Sí que pagarán algunas de las obras que llevaban muchos años sin cobrar, ya que las obras están paralizadas. Una de ellas es COMSA, una compañía a la que se deben cerca de 15 millones de euros por la construcción del Instituto Anatómico Forense (en la foto) y que parece ha sido incluida en la lista de los que recibirán su dinero. 

El Gobierno regional se negó ayer a hacer público el montante total de la deuda. 

El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, no quiso contestar al diputado Antonio Carmona en el Pleno de la Asamblea sobre el montante de la deuda de su departamento. Una portavoz de la Consejería tampoco ofreció ayer los datos a este periódico. 

Antonio Carmona ha hecho su propio cálculo utilizando datos de las propias patronales. Farmaindustria dará a conocer en las próximas semanas la cifra, pero Carmona, entre tanto, utiliza las que facilitó esta patronal el 1 de enero. 

La Comunidad de Madrid debía a estas empresas un total de 762,3 millones de euros, un 19% más que en el ejercicio anterior. Madrid tardaba entonces 363 días, casi un año, en pagar las facturas. 

La Consejería debe en material sanitario otros 510 millones de euros. El diputado socialista señala que como la caja «está peor que nunca» calcula que los retrasos acumulados llegan a los dos mil millones de euros. 

Lo peor es que el SERMAS no es transparente porque la Ley no le obliga a concretar los ingresos y los gastos, añadió Carmona. 
Otras consejerías deben cantidades importantes, como la de Empleo, que en formación continua tiene en los cajones 100 millones en facturas, mientras que en ocupacional se deben otros 100, aunque Antonio Carmona cree que se están empezando a pagar. 

Ayer, la Consejería de Economía informó que las empresas pueden ver en «su inclusión (o no) en la relación certificada de las obligaciones pendientes de pago a proveedores remitida al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas». Es decir si van a cobrar o no. 
«En caso de estar incluidos, podrán conocer la información que les afecte introduciendo su NIF o CIF y el número de factura. Solo cada proveedor podrá consultar sus facturas en cumplimiento de la Ley de Protección de Datos», según las mismas fuentes. 

El Ejecutivo acordó el 29 de marzo la adhesión de la Comunidad de Madrid al mecanismo extraordinario de financiación para el pago a los proveedores de las comunidades autónomas, presentado por el Gobierno de la Nación. 

Si las facturas están incluidas en la relación los proveedores deberán decidir si se acogen a este mecanismo para el cobro de sus obligaciones pendientes de pago. 
En el caso de que decidan acogerse deberán aceptar el mecanismo por vía telemática (accediendo a la aplicación informática de la Agencia Tributaria) o por vía presencial (dirigiéndose por escrito a la Comunidad de Madrid). 

Si comprueban que alguna factura no está incluida deberán presentar la solicitud para la emisión de un certificado individual de deuda por cada una de las facturas pendientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario