06 enero 2012

Este año sera aun peor para la automocion

En consonancia con las malas previsiones respecto a las ventas de automóviles en Europa y en el mercado interior, buena parte de las fábricas españolas están ajustando sus jornadas de producción a una demanda a la baja.

Esto, después de un año 2011 en que la baja del mercado nacional se unió a la atonía del europeo y obligó a emplear al máximo todos los recursos de flexibilidad laboral para evitar el aumento de los inventarios.

Al final han sido siete de los 12 centros de producción existentes en España los que han recurrido al recurso del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), mientras que las otras cinco restantes, por el momento, no se ven necesitadas a utilizarlo.

La buena noticia de todo esto es que la baja demanda está coincidiendo con un final de ciclo comercial para muchos de los modelos que se fabrican en España, pero que todas las fábricas tienen un sucesor para ellos, por lo que su actividad parece asegurada hasta casi el final de la década actual.

FORD. La Generalitat valenciana acaba de aprobar un ERE de 39 días, hasta el 14 de octubre, para los 4.969 trabajadores de la planta de Almusafes. Además, se suspenderán 300 contratos temporales durante unos meses antes de que se inicie la producción del nuevo Kuga.

GM-OPEL. La planta de Figueruelas tiene aprobado un ERE de 46 días en 2012, a consumir en la primera parte del año hasta que empiece a asumir la producción del Corsa que se hace en Eisenach (Alemania).

PSA MADRID. Le quedan unos 30 días de ERE para 2012. Los van aplicar trabajando a un sólo turno, eliminando el de tarde, con lo que la producción se reducirá un 35% aproximadamente, centrándose en el Peugeot 207 CC, hasta que llegue el nuevo modelo Citroën.


PSA VIGO. La planta gallega logró que se le aprobaran 40 días de ERE para 2011 y 2012. Al comenzar el año le quedaban sólo 17 días por cubrir, que van a ser insuficientes dado que las bolsas de horas ya no admiten más. Se calcula que Vigo debería dejar de trabajar unos 50 días, por lo que parece inevitable la solicitud de un nuevo expediente.

RENAULT PALENCIA. Por el momento, la única medida que se ha tomado ha sido la supresión de medio turno de trabajo para reducir la producción. Y se han dejado de renovar 150 contratos temporales.

RENAULT VALLADOLID. Hasta la entrada en producción del nuevo modelo se aplicarán 29 días de paro técnico, a partir de ayer, para los 2.295 trabajadores que forman la plantilla.

SEAT. De momento, la fábrica de Martorell está consiguiendo capear el temporal sin ayudas administrativas. Sin embargo, desde los sindicatos se teme que finalmente haya que recurrir a un Expediente de Regulación para salvar la situación.

VW NAVARRA. La fábrica de Landaben, durante años escenario de conflictos, se ha convertido en una referencia. Cierra 2011 con una cifra récord de más de 350.000 unidades y no se plantea ningún paro técnico. No obstante, sus gestores han reducido el objetivo de producción para 2012 en unas 50.000 unidades, por lo que no se van a renovar 700 contratos temporales. Pero la dirección mantiene su compromiso de hacer 50 nuevos contratos fijos. En los dos últimos años, ha realizado 600 contrataciones de este tipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario